Zuleta crece con el turismo

Ibarra. Según encuestas realizadas por la Facultad de Ciencias Administrativas y Económicas de la UTN, Ibarra es la primera ciudad a la que llegan turistas en Imbabura, mientras que en segundo lugar está Zuleta.

En esta comunidad de la parroquia de Angochagua, donde sus paisajes y tradiciones llaman la atención de propios y extraños, se ha incrementado en los últimos años la visita de los turistas, así lo afirman los habitantes.

La ruta del bordado y del borrego asado es el atractivo de la zona, donde los fines de semana recibe a 2 000 visitantes de Ibarra y Pichincha, gastando un promedio de 13 y 15 dólares por persona.

Alex Acosta, técnico de Turismo del GAD parroquial de Angochagua, aseguró que desde 2007 empezó a generarse el turismo en el sector. Desde ese año nace con una iniciativa privada a través del turismo comunitario o rural.

En La Magdalena se invierten casi 600 mil dólares en 7 casas y otras obras como empedrado y colocación de basureros.

En 2016, según Acosta se inaugura la vía Ibarra-La Esperanza-Zuleta límite con Pichincha, “al ver la carretera en buen estado las personas empezaron a generar emprendimientos gastronómicos”.

Después de tres años, según Acosta, hay 25 emprendimientos trabajando en el plato más apetecido, que es el borrego asado. Pero además de eso, existen otras preparaciones como caldo de gallina, asados de pollo o de trucha.

El bordado y la talabartería no se quedan atrás, actualmente se han formado cerca de 50 emprendedores que se dedican a estos oficios.

Expresión. Jaime Sarzosa, representante de la organización de Bordadoras y Artesanos de Zuleta, aseguró que en la comunidad siempre ha existido el turismo, pero en estos últimos años se ha incrementando, “esto es gracias al trabajo que se ha venido realizando dentro de la organización a través de promociones en varios sitios”.

Sarzosa explicó que los fines de semana se organizan todos los emprendedores de la zona para ser parte de una feria semanal.

El emprendedor se dedica a la talabartería, Sarzosa hace artículos en cuero como montura, peleros, sombreros, monederos y llaveros.

La construcción de esta vía que une a Pichincha con Imbabura fue un beneficio para que el turismo creciera, así lo mencionó Jaime, quien manifestó también que hace unos 45 años esperaron esta realidad. “Dando gracias a Dios ahora se dio esta carretera y ha sido un eje principal para nosotros porque la gente nos visita con mayor frecuencia”.

Cristian Aguilar, artesano de Zuleta, muestra los bordados a mano que realiza junto a su familia. Los costos varían, por ejemplo una blusa de mujer está en 42 dólares.
Marcelo Aguilar, Samuel Alvear y María Cárdenas preparan el borrego asado, uno de los platos más apetecibles de Zuleta.