Yolanda y Anita arman el Belén que se inspira en Otavalo

La composición decorativa navideña más grande de la ciudad se enfoca en dar un mensaje de unión y agradecimiento a todas las familias.

Yolanda Cabrera, exponente gastronómica de la ciudad y vecina querida por los moradores del Barrio San Blas, junto a su hija y compañera Anita Albuja continúan su tradición navideña de armar un pesebre que represente la navidad, el nacimiento del Niño Jesús y su ciudad natal, Otavalo.

Con dos meses de anticipación junto a su hija Anita Albuja, empiezan a desempacar las grandes maquetas, juguetes y piezas para colocarlas en el patio de su casa, haciendo de este uno de los pesebres más visitados de la ciudad.

Madre e hija han trabajado arduamente para hacer que alrededor de las cinco mil piezas; entre los modelos a escala de lugares transcendentales de la ciudad, estatuillas de María, José, el niño Jesús, pastores, reyes magos, juguetes, animales de plástico, entre otros se armonicen en una dimensión de 12 metros de largo por seis de ancho.

Para doña Yolanda, armar el belén es una tradición que la viene realizando desde hace muchos años, al principio su intención era hacer un pesebre pequeño, pero con el pasar de los años se le ocurrió ocupar todo el espacio del patio de su casa con figuras que representen su esencia y su hogar.

Es así, que manda a elaborar varias maquetas de los sitios más conocidos de Otavalo, cuya decoración se complementa con la diversidad de juguetes que se acoplan en las diferentes áreas embelleciendo el conocido lugar de platos típicos.

“Todos los años hacemos el pesebre, con pandemia o sin pandemia íbamos a hacerlo porque es algo importante que la gente ya sabe y espera, entonces nosotras lo hemos hecho pero las novenas que realizábamos aquí ya no se podrán hacer aunque si vamos a tomar en cuenta a los niños del barrio que siempre han venido a rezar y les vamos a dar una fundita navideña” menciona Anita Albuja.

Entre las diversas piezas se pueden encontrar maquetas de la Casona Municipal, con la representación de los miembros de la Banda, ubicados en el Pretil del sector, la Gruta del Socavón, el Hospital San Luis, el cementerio y las iglesias de la ciudad.

Yolanda Cabrera y Anita Albuja priorizan esta actividad y mencionan que plasmar toda la ciudad en este nacimiento contempla una labor importante ya que une el ámbito religioso y el ámbito cultural otavaleño, de esta manera quieren dar el mensaje de que otavaleños deben actuar de manera solidaria con sus iguales.

Madre e hija quieren rescatar el verdadero valor de la familia, mencionan que la pandemia ha dejado a muchas familias rotas e incompletas y mediante las oraciones y estos tiempos de solidaridad no sólo se debe honrar a todos los vecinos y personas que han fallecido sino también, que sirva para abrazar y amar a los que están día a día trabajando, luchando y cuidando a su familia.

Unir corazones y oraciones por cada familia, aprovechar cada despertar y agradecer por los seres queridos es el mensaje que se dará en las novenas virtuales que realizaran contemplando esta decoración navideña con destellos otavaleños.