Yacelga: “No voy a permitir cosas que no sean correctas”

Ibarra. A diferencia de los anteriores directores del Centro de Privación de Libertad de Personas Adultas Varones de Ibarra, el capitán en servicio pasivo, de la Policía Nacional, Jaime Yacelga, abrió las puertas del centro carcelario y dialogó con Diario EL NORTE, para dar a conocer las primeras gestiones, realizadas durante su primer mes como director.

Con notable calma, y sin el hermetismo que caracteriza a quienes llegan a ocupar este cargo, Yacelga mencionó que el centro ahora es de puertas abiertas y que la experiencia de dirigir una cárcel es muy compleja.

“Me tocó entender un sistema que desde afuera se le ve problemático, álgido e incomprensible. Ver las realidades, sí me ha llegado como persona. El principal motivo por el que acepté el cargo es la lealtad a la persona que me solicitó colaboración para servir en este puesto, lo llamo así porque tengo una carrera policial limpia y transparente y por eso me hice conocer; adquirí un buen nombre y han creído conveniente que puedo aportar en algo para tratar de sanear este sistema”, dijo el director.

Trabajo. Sobre cómo ha sido llegar a al cargo con un sistema carcelario en pleno estado de excepción, señaló que no se ha tornado complicado, ya que cuenta con experiencia de mando y conducción, adquirida en las filas policiales, además de su ejercicio como abogado, que le ha hecho tener una buena imagen con las autoridades judiciales.

Su perspectiva. El expolicía afirma que el centro no tiene la infraestructura técnica necesaria, pero deben trabajar con lo que existe y adaptarse a las condiciones. Además dijo que conoce del proyecto que existe con relación a la institución educativa aledaña, asegurando que el predio serviría para ampliar los talleres y aulas en favor de los internos, aportando a una verdadera rehabilitación y reinserción.

Con respecto al hacinamiento, dijo que al momento existen 750 internos (cifra entregada un día antes del traslado de 71 PPL), pero se sabe que el espacio, técnicamente, es para 250 internos, es decir existe un 200% de sobrepoblación.

“Por el hacinamiento los problemas nunca faltan, el lugar para dormir no tiene comodidades y descansan en los pasillos de las celdas, además del aseo, ya que se requiere más agua e implementos. Por el espacio reducido pueden existir peligros de brotes de enfermedades y epidemias, además de ciertos comportamientos agresivos de los internos, porque no todos tienen la misma aceptación de la situación que están atravesando”, mencionó.

Bandas al interior del centro. Yacelga manifestó, que con respecto a este tema, tiene claro el panorama, ya que se ha adentrado en la cárcel y ha conocido su realidad. Dijo que en el interior existen tres grupos o naciones identificadas, los ‘Latin King’, ‘Vatos Locos’ y los ‘Blood’, que son personas que se han asociado, pero no se han tomado el mando del lugar.

“Les he recibido a los líderes de estos grupos y de las celdas y hemos conversado sobre este particular. Se les ha dicho los lineamientos y las políticas claras, y en base a eso, parecen que me han percibido que no voy a permitir cosas que no son correctas y afectan al resto de internos”, dijo

Otra necesidad. Para el director es urgentemente necesario el incremento de más agentes de seguridad penitenciaria (ASP), ya que el número de personal no abastece para la cantidad de internos.

Dijo además que en el mes que lleva como director, no ha evidenciado delitos de corrupción o contra la administración pública y resaltó la labor de los ASP, asegurando que es bastante sacrificado, ya que no cuentan con los medios necesarios.

“Independientemente de cualquier estigma o situación que tenga la ciudadanía, ellos realizan el trabajo con responsabilidad, porque saben las repercusiones jurídicas que tienen un mal obrar dentro de su trabajo, ellos son los que cuidan a los PPL y he visto el trabajo muy sacrificado”, agregó el director.

Finalmente comentó que siempre, desde el primer día, se reunió a los líderes de cada celda y les manifestó como es su forma de dirigir, entre ellas que es una dirección de puertas abiertas y que cualquier inquietud, denuncia o queja, incluso sobre actos de corrupción, ya que está predispuesto a aunar los esfuerzos para luchar contra ese mal endémico de la sociedad.

Luego de la entrevista se conoció que 71 PPL fueron trasladados hasta Cuenca, este sería una de las primeras acciones para reducir el hacinamiento y los enfrentamientos en el centro.