Ya era hora

juan rualesYa era hora de aprobar lo que la Constitución y la Consultaordenaron a los asambleístas. Aprobar por fin una ley que regule el recurso invalorable de la comunicación. La comunicación es un bien que no solo atañe a los seres humanos, según su escala evolutiva, todos los seres vivos necesitamos de la comunicación para muchas cosas, no solo para reproducirnos y  asegurar la sobrevivencia de las especies.  Y en esos “sistemas” de comunicación, nadie es dueño de los “medios de comunicación”, todos se comunican con todos, entre iguales; ni nadie utiliza la comunicación para hacer daño a sus semejantes. La comunicación es vital como el oxígeno, como el agua.


No me imagino a  ningún tipo de sociedad sin comunicación.   
Sin embargo, desde la aparición de las clases sociales; junto con otras riquezas que eran de propiedad de toda la humanidad, las clases dominantes se apropiaron también de los “medios” de comunicación para monopolizar no los medios, sino la comunicación misma. Desde entonces, estamos condenados a consumir los mensajes que esas clases nos emiten de acuerdo a sus intereses, represando, en perjuicio del desarrollo de la humanidad, el libre flujo de la comunicación y el uso de ésta para bien de la felicidad humana, ahora que es susceptible de ser multiplicado infinitamente. Pero la comunicación en nuestra sociedades se volvió perversa, como perversos son quienes la encapsularon en sus medios. Por eso, era indispensable tener una ley que defienda a nuestro pueblo del apabullante neocolonialismo ideológico emitido por los protervos medios de comunicación.  No todos los medios, desde luego. Solo los protervos.

Juan F Ruales
juanf_ruales48@hotmail.com