y se puso la ‘9’

Otavalo. Lució la ‘9’ de los goleadores y demostró que no le quedó grande.

Sus movimientos un poco lentos, pero precisos generaron miedo en los rivales.

Aunque reconoce que no es el mismo de hace 30 años, dice que al buen músico el compás le queda.

Es Luis Alfonso Chango Pacha, presidente vitalicio del Mushuc Runa, club ambateño que llegó a Imbabura para participar del mundialito de fútbol que se juega en Peguche.

Sentir. “Venimos con un equipo interesante conformado por jugadores indígenas. Queremos ver como juegan los guambras fuera de Ambato”, dice el directivo que dejó de lado su rutina y se puso la número 9.

“Siempre fui delantero de área, pero últimamente juego de 10. Soy el encargado de poner la pausa y motivar a los guambras”, dice con la sencillez del caso.

El debut ante Acción Imbaburapak no fue el esperado. A pesar de la derrota 8-1, salió tranquilo, pues sabe que para llegar al éxito debe iniciar un proceso que recién lo empieza en la provincia.

Perfil. Su espontaneidad y franqueza a la hora de hablar le atraído uno que otro inconveniente al dirigente indígena que no se guarda nada. Desde la amenaza de ortigar a un árbitro que según dijo le ‘robó’ un partido en Ambato ante Liga de Quito, luego de un polémico 2-2 hasta decir que sus jugadores debían ordeñar las vacas para justificar su sueldo, ha calentado el ambiente futbolero. Las últimas declaraciones las hizo tras una derrota 4-1 ante Aucas en el Bellavista en la temporada 2016 donde el equipo descendió a la serie B.

Marca su historia. Desde el día de su fundación el 2 de enero de 2003 hasta la actualidad, el directivo que es abogado de profesión, ha estado al frente del equipo.

El próximo 19 de marzo Mushuc Runa hará su debut internacional en la Copa Sudamericana. Unión Española será su primer rival fuera de las fronteras ecuatorianas.

Inolvidable. 2018 fue un año inolvidable para el equipo del ponchito. Fue campeón de la Serie B, ascendió de categoría y consiguió la clasificación a la Copa Sudamericana, luego tras superar 3-2 a Aucas en el marcador global. Esta hazaña generó una nueva polémica tras las declaraciones del directivo. “Esperamos que los dirigentes digan que Mushuc Runa es ejemplo. Es dedicado a los equipos profesionales que se olvidaron de incluir a los indígenas. Nosotros estamos haciendo las cosas solos, sin el apoyo de la LigaPro ni de la FEF”, dijo el directivo que lloró de emoción por el equipo de sus amores.

Más logros. A estos dos éxitos, se suma la construcción de su propio estadio en la comunidad de Echaleche, escenario ubicado a 3.250 metros sobre el nivel del mar. La casa de Mushuc Runa tiene capacidad para 8 mil personas pero será ampliado a 25 mil. El siguiente desafío es terminar el escenario para proyectarlo a nivel sudamericano.