Y, ¿qué carrera seguir?

pag-2Ingeniería comercial; ingeniería en economía; licenciatura en gastronomía; jurisprudencia; enfermería; arquitectura, son las carreras con más campo laboral para los futuros profesionales.
Hace seis años, Mariela Andrade, de 23 años, estatura alta, ojos color café y cabello ondulado, no supo qué carrera estudiar cuando culminó el bachillerato.
Su familia le recomendaba seguir una carrera que generara buenos ingresos económicos y tenga más oferta laboral. Entonces, Mariela optó por estudiar nutrición dietética y salud comunitaria.
Al verse estudiando esta carrera, antes de seis meses que dura el semestre, decidió dejar de estudiar. “No me gustó la química, los números, la ciencia…”
Hoy es docente de una institución privada: era la profesión que Mariela quería ser, luego de darse cuenta de que las ciencias no eran para ella.
Hay jóvenes que buscan una carrera al gusto de cada quien y, a veces, la que genere más ingresos y tenga más oferta laboral.
Johana Fuentes terminó su carrera de Economía, mención finanzas, tiene 26 años, es alta, piel blanca y de cabello liso. Hoy está haciendo trámites para sacar su título de la universidad.
Estuvo cinco años estudiando en la universidad los 10 niveles de la carrera. Cuando terminó los estudios de bachillerato no sabía qué profesión escoger.
“Pero siempre estuve pendiente en seguir Economía o Administración de empresas”, cuenta Johana.
Para esta futura ingeniera, en el sector administrativo hay más fuentes de trabajo, ya que se pueden realizar trabajos en el área de planificación de una empresa.
“Decidí seguir porque me gustó, aquí estudio la oferta, la demanda, el precio cuando se lanza un producto de cualquier empresa”.
Una empresa siempre contará con una parte administrativa y financiera. Con esfuerzo, perseverancia y con mucha fe tenemos que esperar un poco más hasta que encuentra dónde laborar”, dice Johana.
Un ingeniero o ingeniera en Finanzas está ganando mínimo 500 dólares y podría llegar hasta los 3 000.

ADMINISTRACIÓN
La Facultad de Ciencias Administrativas y Económicas, FACAE, de la Universidad Técnica del Norte, UTN, cuenta con las carreras de Ingeniería Comercial; Ingeniería en Contabilidad y Auditoría; Mercadotecnia; Economía; Gastronomía, Turismo y Derecho.
La FACAE cuenta con 2 221 estudiantes. Es la facultad con más universitarios de la UTN.
Marlon Pineda, coordinador de la carrera de Ingeniería Comercial de la FACAE, explica que para optar por una carrera universitaria, el estudiante debe hacer un análisis sobre qué estudiar.
En esta facultad todas las carreras tienen una afinidad, según Pineda, porque pueden formar empresas. “Un estudiante de Turismo puede formar su empresa”, señala.
El joven no es solamente el guía turístico o el cocinero del restaurante. “El profesionalismo va más allá, en formar desde pequeña, mediana y grandes empresa”.
La carrera de Contabilidad es una de las más solicitadas para estudiar. “En el mundo entero, dice Pineda, existe la actividad económica de formar y constituir la empresa y, para ello, se necesitan herramientas.
Como la contabilidad y mercadotecnia, que si no hay una buena estrategia de marketing no se vende el producto.
Asimismo la facultad con más estudiantes en la UTN también es la de Ciencias de la Salud, FCCSS, con 977 futuros profesionales divididos en la carrera de Enfermería, Terapia Física y Nutrición y Salud Comunitaria.
En Enfermería hay 555 estudiantes matriculados de la región norte del país y del Sur de Colombia.
Marcela Baquero, coordinadora de investigación de la FCCSS, comenta que enfermería es una carrera con mayor demanda de estudiantes. Esta es una profesión con ayuda social a la comunidad y es por eso que a los bachilleres les interesa estudiarla.
En los índices de ocupación, según Marcela, todavía existen plazas de trabajo para las futuras enfermeras, al igual que en la carrera de terapia física.
Ocho de cada diez fisioterapeutas graduados en la UTN, se encuentran laborando. “Estas carreras son de interés público porque hay fuentes de empleo que requieren de profesionales en el Ministerio de Salud Pública como en las áreas comunitarias y hospitalarias”, indica Marcela.
Las carreras de Ciencias de la Salud son las más importantes, ya que siempre habrá personas que atender, es una demanda que requiere no solamente el país sino el mundo entero.
Existen virus, enfermedades nuevas que se han ido desarrollando y es necesario que el personal de salud también se desarrolle con las nuevas tendencias.
Carolina Armas, de 21 años, está en el octavo semestre de Enfermería. “Yo no era muy buena para las Matemáticas y Física”, fue la razón por la que optó en seguir Enfermería. Para Carolina la carrera tiene mucha oferta laboral.
En la Escuela de Jurisprudencia, de la Pontifica Universidad Católica del Ecuador, Sede Ibarra, PUCE-SI, hay 520 estudiantes.
Magdalia Hermoza, directora de esta escuela, manifiesta que Derecho es una carrera donde se puede interactuar con la sociedad y se puede aportar la comunidad.
“A los estudiantes les despierta ese interés”, dice Magdalia. Esta profesión tiene la particularidad de estar trabajando con una gran responsabilidad de la vida de otro ser humano.
De los ámbitos de la carrera se despliegan otras opciones que el estudiante fácilmente puede ser parte del campo investigativo, docencia, litigación, en empresas públicas, privadas, ONG, instituciones financieras y más.
En la PUCE-SI, la Escuela de Arquitectura cuenta con 419 estudiantes. Para Julio Morencos Saíz, director de esta escuela: “Arquitectura es una profesión muy generalista que abarca una gran cantidad de opciones laborales”.
Julio dice que al igual que la Jurisprudencia, es una profesión que aporta mucho valor al trabajo y tiene opciones desde el urbanismo hasta la restauración, la edificación, la construcción, asesorías y consultoría.
Es la profesión que ocupa el campo más amplio, al ser una carrera técnica y a la vez tener una vertiente humanística.
“Da salida a las expectativas tanto culturales como técnicas”. Es una de las razones por la que los estudiantes optan por la arquitectura.
El arquitecto puede trabajar en una empresa pública, municipios, cantones, empresa privada, actividad por cuenta propia y una de las más importantes es la de trabajo autónomo.
En la escuela están consiguiendo que los alumnos también tengan su propio estudio de arquitectura y construcción.
“Se necesitan edificaciones a la altura y para eso se requiere formar arquitectos que no tengan que depender de los ingenieros”, dice Julio. Un profesional de la arquitectura está ganando desde 800 dólares hasta 2 500, según Julio Morencos Saíz.