Waste Not: Basura hecha arte

Song Dong es un importante artista chino que impulsó el arte contemporáneo de su país hacia finales de los 90, logrando el reconocimiento internacional con una muestra de arte titulada Waste Not o wu juing king gong en mandarín.

La exhibición es una muestra completa, reciclada y acomodada, de toda la basura que su madre coleccionó de manera meticulosa a lo largo de los años en su pequeño apartamento de Beijing. Miles de tapas de botellas, tubos de pasta dental, envases surtidos, bolsas de papel, madejas de hilos, artefactos varios y hasta zapatos y muebles, se unen para crear la estampa de una China atravesando plena Revolución Cultural y que llevaba a sus ciudadanos a vivir en una extrema pobreza, en donde hasta el mínimo objeto, aparentemente inútil para las culturas consumistas, era atesorado. La muestra fue presentada en Beijing, en la Bienal de Corea, en Inglaterra, Canadá y finalmente en el Museo de Arte Moderno (MoMa) de Nueva York, en donde los mayores críticos de arte alabaron el trabajo del artista, que había sido acomodado bajo una pequeña choza tradicional de su país. Sin embargo, lo que realmente le ganó la cobertura de los medios, fue la manera sutil de demostrar la cantidad de objetos que compramos y desechamos a lo largo de nuestra vida, sin pensar en donde irán a parar luego los empaques de lo que ya consumimos, o de lo que decidimos reemplazar en vez de reparar. Mostrando que la basura nos define como individuos y como sociedad, y demostrando que en nosotros, y en nadie más que nosotros, está el poder del cambio.  

 Ana Fernández

      anaifernandezm@hotmail.com