Warmikuna

Germán MuenalaEl 8 de marzo día internacional de la mujer fecha que recuerda su lucha por la defensa de sus derechos, cuestión que en una sociedad machista como la nuestra debe llevarnos a reflexionar y actuar.
Para esto es importante entregar una serie de datos que salen de los estudios realizados del Censo 2010, estadística que permite observarnos.


En el tema del mercado laboral existe un 36,5% de mujeres ejerciendo actividades frente al 66,5% de hombres; este porcentaje de mujeres se divide en el 21,2% comercio al por mayor o menor; 12,5% en agricultura; 8,8% actividades del hogar como empleadas; 8,7% industria manufacturera; el 9,5% no declara su actividad. En el contexto del desempleo el 6% está en las mujeres frente al 4.3% de hombres y el subempleo lo viven el 66,4% de mujeres frente al 55,5% de hombres con la media nacional del 59,8%. En analfabetismo, el 5,8% son hombres y el 7,5% mujeres, pero si esta variable le aplicamos a las mujeres indígenas vemos brechas que espantan porque el 26,7% de mujeres indígenas son analfabetas frente al 5,9% mestizas y el 7,9 de afroecuatorianas.
Este indicador nos hace ver cómo las mujeres indígenas permanecen en la marginación vergonzosa, lo que debe llevar a acciones inmediatas.
En la institucionalidad es notorio el cambio, la participación femenina en el gabinete de gobierno es del 42,1%.
En los espacios de elección popular hay brechas porque el 8,7% son mujeres en las prefecturas ante el 42% de viceprefectas, el 6,3% de alcaldesas y el 21,9% de vocales en las juntas parroquiales. A pesar de lo penoso que la fecha fue politizada, comparto con un grafiti que me llamó la atención.
“Mujeres doblemente explotadas, doblemente revolucionarias”.