Vuelta al Imbabura, 10 años de pura emoción

Ibarra. Los miembros de la empresa Sport Bike votarán la casa por la ventana en la décima edición de la Vuelta al Imbabura. Ayer se realizó la presentación del evento en la hostería El Prado. Carlos Revelo, organizador, dio detalles de la competencia que tendrá un tinte especial, pues se aumentó una categoría y se modificaron ciertos tramos de las rutas.

La carrera. 500 cupos se abrieron para la prueba de ciclismo de montaña que cumplirá una década. Los pedalistas podrán escoger cuatro distancias. Se trata de 40 kilómetros, que partirá desde Otavalo, 28 que iniciará desde San Pablo del Lago, 20 km que saldrán los pedalistas de la serie enduro y de 15 km que largarán desde el parque de La Esperanza, al sur de Ibarra. “Se aumentó la categoría de endureros. Ellos competirán en bicicletas de doble suspensión tipo downhill. Además se sumó una serie que es mixta abierta (hombre y mujer) en la distancia de 28 km”, dijo Revelo.

Las cuatro rutas están diseñadas y con leves cambios. Una de ellas es la ruta de los principiantes. Ahora ascenderán un kilómetro más hasta empatar con el trazado principal.

Se conoció que los puntos de hidratación se mantienen para las dos primeras series. El sector de El Abra será el punto más alto y en donde pueden cargar de energía los ciclistas. Ese sitio está en el kilómetro 19.

Delegaciones. La organización registra ya deportistas de Carchi, Azuay, Tungu-rahua, Cotopaxi, Chimbo-razo, Pichincha, Imbabura, Colombia y una deportista de Austria.

Las inscripciones se cierran el 27 de julio.

El único punto para poder registrarse es el almacén Sport Bike, ubicado en la avenida Eloy Alfaro en Ibarra. Se conoció que entregarán 3 mil 400 dólares en premios.