Vuelos suspendidos por cenizas volcánicas

BUENOS AIRES. La enorme nube de cenizas del volcán chileno Cordón Caulle se extendía el martes por territorio argentino hasta llegar al límite con Paraguay, generando a su paso trastornos en algunas ciudades y la cancelación de decenas de vuelos en varios países de la región.

El volcán situado a 1.000 kilómetros al sur de Santiago entró en erupción el sábado y su fumarola de 10 kilómetros de alto y seis de diámetro se extendió por localidades de la Patagonia chilena y argentina, cubriéndolas de cenizas.

Aunque la ceniza afectó el tráfico aéreo en Buenos Aires no era perceptible en las calles.

El titular del Consejo de Emergencias de la provincia de Buenos Aires, Jorge Echarrán, dijo a Radio Provincia que la nube de ceniza pasa a más de 5.000 metros de altura y que no se prevén inconvenientes como los que sufrió Bariloche.

Esa ciudad, ubicada 1.650 kilómetros al sur de esta capital, sufrió un corte del servicio eléctrico lo mismo que la cercana Villa La Angostura. Otras localidades perjudicadas por la caída de ceniza son San Martín de Los Andes, Ingeniero Jacobacci y Comodoro Rivadavia. En esta última el fuerte viento afectaba la visibilidad en calles y rutas.

La nube de ceniza que pasó desde Chile al sur del territorio argentino fue avanzando en las últimas horas hacia el noroeste y noreste, afectando a las provincias de Mendoza, La Pampa, San Luis, San Juan y Buenos Aires. El tráfico aéreo resultó especialmente perjudicado.

Los aeropuertos de Bariloche, Chapelco, Esquel, Trelew y Viedma, situados en las provincias patagónicas de Río Negro, Neuquén y Chubut, y el de Bahía Blanca, en el sur de la provincia de Buenos Aires, dejaron de operar. El aeroparque de la capital estuvo prácticamente inactivo.

Además se registraron cancelaciones de vuelos en el aeropuerto internacional de Ezeiza, en las afueras de esta capital, así como en los de las ciudades sureñas de Río Gallegos, Río Grande, Ushuaia y Comodoro Rivadavia y en los de Mendoza, Santa Rosa y San Rafael, localidades situadas en el oeste.

Aerolíneas Argentinas y Austral anunciaron que "visto el mejoramiento de las condiciones meteorológicas y la dispersión de la nube volcánica", después de estar varias horas sin operar en el aeropuerto capitalino y en el de Ezeiza comenzarán a restablecer el servicio paulatinamente.

Sin embargo, hasta el jueves se mantendrán suspendidos los vuelos desde aeroparque hacia 11 ciudades de la Patagonia argentina. Además hasta el domingo no habrá operaciones entre aeroparque y las estaciones aéreas de Bariloche, Chapelco y Esquel, también en el sur.

"Se suma a la suspensión de las operaciones los destinos Iguazú y Posadas (en el noreste), afectadas por la nube volcánica", señalaron.