Volvieron al lugar de la tragedia de la San Gabriel

Otavalo. Belén Cadena siente que volvió a nacer la noche del fatídico 24 de septiembre. Ella fue una de las sobrevivientes del accidente de la cooperativa San Gabriel.

El 24 de septiembre de 2017 la unidad 10 de esta empresa de transporte, se volcó en el redondel de González Suárez, al sur del cantón Otavalo. 13 muertos en el acto y 44 heridos dejó el accidente que se ha convertido en el más trágico de Imbabura, en los últimos años. Una niña de dos años que falleció tres días después del hecho, se convirtió en la víctima 14.

Un año de dolor. Han pasado 365 días de aquel suceso y Belén sigue en proceso de recuperación.

Es consciente que esto demora y que debe tener paciencia. “Puedo decir que nací de nuevo. Corrí con mucha suerte, gran parte de las personas fallecieron al instante”, expresa con tristeza y melancolía.

La madre de familia quien trabajaba como asesora comercial de una empresa de celulares, tomó el bus en la terminal del Quito con el deseo de llegar rápido a su casa. Sus dos hijas la esperaban en San Antonio de Ibarra, donde reside.

Historia. Belén se ubicó en el asiento 7 junto a la ventana en la segunda fila.

“Estaba muy incómoda pues venía con dos maletas; además el pasajero de adelante reclinó el asiento y me tenía presionada”, comenta, mientras asegura que esa incomodes le salvó la vida, pues al estar presionada, no se salió del puesto al momento que el bus se viró. “La señora que venía conmigo y el pasajero de adelante murieron al instante”, asegura.

Del accidente. Aunque se argumentó que una falla mecánica fue la causa del accidente, Belén ratificó una vez más que el bus viajaba a exceso de velocidad.

“En Cajas casi nos accidentamos. A raíz de esto una persona se acercó a decirle que baje la velocidad, pero lo que hizo el conductor fue subir la música y pasó lo que pasó”, comentó.

De acuerdo al informe pericial, el bus chocó a otro vehículo y luego se fue contra el parterre, tras el impacto se viró y se deslizó varios metros hasta impactar contra el redondel.

Su drama. A pesar de ser una de las sobrevivientes, la vida de Belén cambió totalmente en este último año.

Producto de los golpes sufridos padece de lumbalgia, un dolor que ataca la zona inferior de la columna vertebral, lo que le ha limitado en sus actividades diarias.

Su historia de vida no termina ahí. Tras sobrevivir a este fatídico suceso, un mes después volvió a sufrir otro accidente de tránsito.

Esta vez fue en Quito, cuando se movilizaba en una furgoneta. Al igual que en la primera ocasión, el vehículo sufrió un desperfecto mecánico que ocasionó el percance vial. A pesar de las seis vueltas de campana y de los daños de la furgoneta, Belén Cadena volvió a salir ilesa y con las ganas de vivir.

Sus dos hijas son la inspiración para seguir adelante. El domingo, Belén y su familia, llegaron hasta el lugar del accidente, para ser parte de la misa conmemorativa a los 14 fallecidos. “En este lugar fue donde volvió a nacer. Ya estoy venciendo al miedo”, sentenció.

Estadística. El accidente de la San Gabriel fue uno de los 28 967 que ocurrieron el año 2017 en Ecuador y ubicaron a Imbabura en el cuarto lugar con más accidentes, detrás de Pichincha, Guayas y Azuay, según cifras de la Agencia Nacional de Tránsito (ANT). En este mismo informe estadístico se confirma la muerte de 2 153 personas en las vías del país, otras 22 018 que quedaron lesionadas.

Belén Cadena, es unas de las sobrevivientes del accidente ocurrido el 24 de septiembre de 2017 en el redondel de González Suárez.
Míriam Granda coloca 14 globos conmemorativos con los nombre de los fallecidos en el accidente.