Más de 9.000 voluntarios en Ecuador para prueba con vacuna china contra covid

Quito, 23 mar (EFE).- Más de 9.000 personas se han registrado en Ecuador para probar una vacuna recombinante desarrollada por un laboratorio privado chino para la prevención de la covid-19, que ha contagiado a más de 313.000 personas en el país suramericano.

Se trata del laboratorio Anhui Zhifei, líder en biotecnología en Asia, con amplia experiencia en el desarrollo de vacunas, dijo este martes a Efe Hugo Vergara, gerente general de Biodimed, la firma encargada de la pruebas en Ecuador y que el viernes comenzó las pruebas y ha inyectado la vacuna a mas de 500 personas.

Con el acompañamiento del Instituto de Microbiología de la Academia de Ciencia de China, el laboratorio desarrolló a partir de febrero pasado una vacuna recombinante, es decir, que “utiliza solamente un pedacito de una proteína de la cubierta del virus”, lo que la hace “muy segura”, explicó.

Las pruebas con esa vacuna han cumplido las fases preclínicas con animales, así como las I y II con pocos humanos voluntarios.

Ahora se encuentra en la fase III, la última previa la autorización para uso masivo, y que busca evaluar su eficacia y seguridad en alrededor de 29.000 voluntarios en 38 centros de investigación en China, Uzbekistán, Indonesia, Pakistán y Ecuador.

CIFRAS SUPERIORES A LO ESPERADO

Biodimed prevé la participación de entre 5.000 y 7.000 voluntarios en las pruebas en dos de sus centros en Quito y uno en Guayaquil.

Sin embargo, a través de una encuesta digital, más de 9.000 han expresado hasta ahora su voluntad de participar en el proyecto, que inicia con una reunión de información en la que se explica con detalle los riesgos y beneficios de la vacuna previo a una eventual firma de un consentimiento informado.

Pasada esa fase, se somete a los voluntarios a las pruebas respectivas para determinar si cumplen el proceso de inclusión en el proyecto, en el que pueden participar personas desde los 18 años, y en el que se da preferencia a la tercera edad, por ser un grupo vulnerable cuyo acceso a la vacuna puede ser beneficioso en el corto plazo, comentó.

El proyecto está vetado para embarazadas, mujeres en período de lactancia, a quienes hayan tenido alergia a otras vacunas o a quienes se hayan infectado con la covid-19, o tengan anticuerpos como el caso de Vergara, que padeció la enfermedad el año pasado.

Enfermedades preexistentes como diabetes, hipertensión o falla renal, entre otras, no impiden la participación de voluntarios, si su condición está controlada.