Volcamiento de un vehículo dejó a una persona herida

Una aparente pérdida de pista de un automóvil fue la causa de este accidente de tránsito ocurrido la tarde del día viernes en la Avenida Julio Robles en Tulcán. Para la atención de esta emergencia se coordinó la atención con personal de la Policía Nacional, Ministerio de Salud Pública y Cuerpo de Bomberos de Tulcán, una vez en el lugar de los hechos pudieron constar el accidente de tránsito.

Miembros de la Policía Nacional informaron que se trató de una pérdida de pista, estrellamiento y posterior volcamiento de un automóvil color blanco, que dejó como saldo a una persona herida.

De igual manera, paramédicos pertenecientes al Ministerio de Salud Pública brindaron los primeros auxilios a la personas de 36 años de edad que resultó afectada en este percance, luego de la atención no fue necesario trasladarle a una casa de salud y quedó a recaudo de familiares.

El automotor implicado en este suceso vial fue llevado a los patios de la Jefatura de Tránsito, para continuar el trámite de ley respectivo.

Además se conoció que el conductor del vehículo siniestrado fue sometida a la prueba de alcotest, ya que en las últimas semanas se ha registrado varios accidentes por personas que han manejado en estado de embriaguez.

Antecedentes
El pasado 18 de abril, en el sector La Calera en Huaca un accidente que dejó como saldo cuatro hombres heridos de entre 19 y 28 años de edad. Los jóvenes que se movilizaban a bordo de un vehículo y en estado etílico.

La Policía Nacional menciona que es importante que los conductores tengan mayor respeto y seguridad en las vías, ya que por el hecho de que no hay la afluencia de autos, muchos no respetan las señaléticas de tránsito.

Se hace un llamado de atención a la ciudadanía para que respete los horarios del toque de queda, ya que el incumplimiento se sancionará la primera vez con 100 dólares, la segunda con un salario básico unificado y la tercera vez con la aprehensión del ciudadano por violar el art. 282 del COIP, “incumplimiento de orden legítima de autoridad competente”, cuya sanción va de 1 a 3 años de privación de libertad, sin perjuicio de otras sanciones previstas en la ley.
La Policía Nacional realiza todo el tiempo controles en varios lugares para precautelar la seguridad.