Vocales de la Judicatura aseguran que en Ibarra hacen falta más jueces

Ibarra. Jueces y personal judicial de la Delegación del Consejo de la Judicatura en Imbabura, presidido por Andrea Cazar, recibieron ayer la visita de los vocales nacionales Angélica Porras y Juan Pablo Albán.

Su llegada a Imbabura se debió a una visita sorpresa, que la realizan en todo el país, con la finalidad de evaluar y mejorar, si fuera el caso, el trabajo que se realiza a nivel nacional.

Reacción. La vocal Angélica Porras mencionó que les interesa recoger de primera mano las impresiones de los jueces y funcionarios judiciales.

“Nos interesa ver las falencias que han existido y sus soluciones, para ver cómo mejoramos la justicia.

Queremos una justicia independiente y de calidad”, dijo.

Además reconoció que Imbabura está bastante organizada y que sí existen problemas, pero son pocos y se pueden solucionar.

“Nos llevamos las inquietudes y las vamos a procesar con las diferentes direcciones que existen en el Consejo de la Judicatura”, añadió.

Vocal. Por su parte, Juan Pablo Albán, aseguró que en Imbabura no hay muchos problemas como existen en otras provincias, pero si hay cosas perfectibles, empezando con la necesidad de contar con más jueces para garantizar un servicio de buena calidad a la ciudadanía.

“Nos vamos con la preocupación de que no se está cumpliendo con el principio de especialidad que exige la Ley. Los jueces en Ibarra están atendiendo causas de distinta naturaleza, cuando deberían concentrarse en sus materias concretas y eso no está bien”, mencionó el vocal. Aseguró que lo prioritario es dotar de mayor cantidad de jueces.

“Imbabura no está entre las provincias que tienen retrasos, pero tampoco en las que se encuentran más al día, sin embargo el panorama no es negativo”, aseveró Albán al finalizar la visita.

Pasadas las 13:00 de ayer, los vocales Juan Pablo Albán y Angélica Porras, salieron de Ibarra.
Los jueces de las distintas materias penales se dieron cita para dar a conocer a los vocales nacionales el trabajo que se realiza en la provincia de Imbabura.