Vivienda que era usada como guarida fue desalojada en Alpachaca

desalojoIbarra.- Mientras personal policial comenzó el operativo, vecinos del lugar miraban atónitos desde sus viviendas. Entre rumores comentaban que ojalá ahora si los habitantes de la casa abandonada no regresen.

“Esto se ha convertido en un problema para todos, además de la gente que entra y sale de ahí, los roedores y basura preocupan a la ciudadanía”, señaló una moradora de las calles Machala y Tena, sector en donde autoridades desalojaron una vivienda por segunda ocasión.

Insalubridad. El olor a suciedad, heces fecales, comida en descomposición, basura, humedad y humo, invadían la vivienda. De las habitaciones iban salieron sus habitantes con desconcierto, señalando no tener a donde ir.

Poco a poco fueron sacando sus enseres a la calle, lo que ellos consideraban como basura lo quemaron en el patio. La semana pasada 35 personas fueron sacadas del mismo lugar, pero cuando el contingente policial se retiró, arrancaron los sellos de la puerta y volvieron a ingresar.

Los dos operativo fueron liderados por la Jefatura Provincial de Antinarcóticos. La Unidad de Mantenimiento del Orden UMO y Policía Municipal, reforzaron la operación.

Peligro. Para los habitantes de Alpachaca esta vivienda se ha convertido en una guarida de delincuentes, alcohólicos y adictos a consumir sustancias estupefacientes. La inseguridad ronda el sector desde que en el sitio se reunían decenas de personas todos los días y a toda hora.

La Comisaría Municipal y funcionarios del Municipio de Ibarra se comunicaron con el dueño de la vivienda, para que una vez hecho el desalojo, pueda volver a hacer uso de la vivienda y los consumidores y libadores no invadan el espacio privado.