Viteri pide a Sonnenholzner decir donde están los cuerpos perdidos

La situación de emergencia por el coronavirus en Ecuador  se tornó este sábado 11 de abril en una disputa verbal y escrita entre Cynthia Viteri, alcaldesa de Guayaquil y Otto Sonnenholzner, vicepresidente de la República. En su cuenta de Twitter la lider socialcristiana le pidió al segundo mandatario decir donde están los cuerpos perdidos para responder a sus declaraciones

La grave crisis sanitaria que se vive en Guayaquil, epicentro de la Covid-19 con casi 4 000 contagiados, fue comentada por la alcaldesa socialcristiana durante una entrevista con la agencia española Efe.

“Cuando empezó el caso cero, reuní a los funcionarios municipales y les dije: ¡Estamos solos! El Municipio no puede parar, tenemos que vérnoslas por nosotros mismos… Pero nunca pensé que íbamos a llegar al punto al que hemos llegado. O nos unimos en esto, el Gobierno deja de hacer política y acepta que somos un solo país y trabajamos en conjunto, o sencillamente me lo salto y empiezo a hacer (yo) un plan de aislamiento en la ciudad”, dijo Viteri.

La respuesta nos e hizo esperar por parte del Vicepresidente y además representante del Gobierno ante el Comité de Operaciones de Emergencia Nacional. El funcionario, también guayaquileño le pidió a Viteri que se siente a trabajar y hable menos.

“Le voy a dar una linda recomendación que no me la ha pedido. ¡Que haga más y que hable menos!”, respondió el mandatario en una entrevista con Efe al ser preguntado por las insistentes denuncias de la alcaldesa por redes sociales y medios nacionales e internacionales.

“Ella recién se reincorpora a esta crisis, yo tengo 30 días en esta lucha, entrando a los hospitales, resolviendo problemas, y la ciudadanía sabe quien se ha comportado de una forma y quien de otra. Yo no voy a hablar, esa no es mi forma de hacer política, no voy a criticar”, sentenció.

La respuesta de la Alcaldesa llegó vía Twitter increpando al Vicepresidente  a decir donde están los cuerpos. “Cuandole diga a los familiares donde están los cuerpos perdidos de sus seres amados, ahí le respondo.