Vigilancia al narcotráfico

Luego de una década y más de sufrimiento ante la avalancha del tráfico de drogas a nivel internacional y el consumo de drogas en el país, viene la gran noticia de la llegada del avión estadounidense Orion P3 de control antidroga.

Llegada que es bienvenida para combatir el crimen transnacional, que ha sentado sus bases en el país, para realizar sus operaciones delictivas, creando la inseguridad en Ecuador, con nefastas consecuencias, como los últimos asesinatos especialmente de los periodistas de Diario El Comercio, y atentados a la seguridad de instituciones policiales y a la ciudadanía en general.

Las capturas de drogas en cantidades descomunales delatan el flagelo de las drogas, que han perjudicado tanto al país. Ya era hora de tomar una acción definitiva en la lucha contra las drogas y ayudar a las autoridades ecuatorianas a fortalecer su eficacia y capacidad.

El avión estadounidense pertenece a las Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos, y realizará sus tareas con un equipo sofisticado y de última tecnología. En los vuelos estarán siempre presentes militares de la FAE, Marina y policías ecuatorianos, para permitir una interacción efectiva y conjunta y el intercambio de datos y la cooperación tecnológica, siendo la misión del control de narcotráfico en el Pacífico con el patrullaje marítimo, ya que de acuerdo a investigaciones las costas del país son usadas por las mafias para trasladar la droga a Europa y Estados Unidos.