Viernes Santo, un día de reflexión y celebración

viernes santoIbarra.- El Viernes Santo es el segundo día del llamado Triduo Pascual, el periodo de Semana Santa durante el cual la liturgia católica conmemora la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo. En concreto, el Viernes Santo se recuerda la muerte en la cruz del fundador del Cristianismo.

Adoración. El padre Bolívar Batallas, Prorrector de la Catedral de Ibarra, comenta que en este día no se oficia misa debido a que se recuerda la muerte del Señor pero “hay la celebración de la adoración de la Santa Cruz y este es el momento más importante al igual que la lectura de la Pasión de Cristo”, dice.

La adoración se la realiza durante la celebración litúrgica en todas las iglesias de la ciudad. En La Catedral, por ejemplo, es a partir de las 15:00. Toda la ciudadanía está invitada a ser parícipe.

Penitencias. Como parte de las penitencias que se realizan en este día comenta que son la abstinencia y el ayuno. La abstinencia de carne es un sacrificio que se ofrece en este día. “No es que la Iglesia prohíbe que se coma carne sino más bien es un sacrificio. Hay que entender en el tiempo que se estableció esto, pues la carne era más costosa, difícil de conseguir y de mantener por eso era una especie de lujo, por lo tanto se comía pescado”, dice Batallas.

Por otro lado, también explicó sobre el ayuno que significa ofrecer al Señor alimentarse  solo con lo necesario. Es decir, ingerir lo básico en las  comidas principales y nada entre comidas.

Víacrusis. Otro de los acontecimientos del día son las 14 “estaciones” que recuerdan pequeños momentos del camino que Jesús tuvo antes de ser crucificado en la cruz, se llama Víacrucis (que representa la Pasión de Cristo).