Victoria de toreros en debut del Güero

QUITO. Técnico que debuta gana, reza el viejo adagio que se cumplió ayer en Sangolquí. En el primer partido de la ´era´ Aguinaga, Barcelona derrotó a Independiente en un partido que tuvo de todo. Bryan De la Torre fue la gran figura, marcando el gol de la victoria a cuatro minutos del final, así informa futbolecuador.com

 Un debut soñado. El estadio Rumiñahui de Sangolquí fue el escenario que escogió el destino para el debut de Alex Darío Aguinaga, uno de los mejores futbolistas en la historia del balompié ecuatoriano, en su nueva carrera como DT. Al frente del timón de Barcelona Sporting Club, el Güero tenía la complicada tarea de imponerse sobre el Independiente del Valle de Julio Assad, que de triunfar le daría alcance a los canarios en la novena posición de la tabla de clasificaciones.

 Detalles del encuentro. Independiente efectuó presuroso el saque inicial y de repente, salió un pelotazo desde el mediocampo, Narciso Mina le ganó en velocidad a su marcador y con un ángulo mínimo de disparo, remató con su botín izquierdo y se la cruzó a Máximo Banguera, que nada pudo hacer para evitar la tempranera caída de su valla.

Pocos entendían lo que había ocurrido. Algunos jugadores canarios reflejaban desconcierto en sus miradas. Transcurrían poco más de diez minutos del encuentro y el juvenil amarillo se internó por el costado derecho, sólo para ser derribado dentro del área por Erick De Jesús. El referí Roddy Zambrano no dudó y sancionó penal a favor de Barcelona. Al minuto 12’, Rodrigo Marangoni anotó el 1×1. Al 22’, Hólger Matamoros cobró el libre directo y se la puso en el mismo palo que resguardaba Azcona.

Era el 2×1. Lo daban vuelta los Toreros y para empeorar las cosas para el cuadro local, Koob Hurtado se marcharía expulsado. Corrían veinte minutos del segundo tiempo y un nuevo penal se sancionaría en el partido, pero esta vez, a favor de los locales. Daniel Samaniego anotó el empate. Pero la mística de Aguinaga se haría presente a través del juvenil Bryan De la Torre. Al 86’, De La Torre recibió una pelota y con la clase de los grandes, se la puso abajo y en una esquina a Azcona. Anotó el tercer tanto definitivo.