Viceprefecta del Carchi: Medidas del Gobierno no tienen resultados

La viceprefecta de Carchi, Melva Cadena, sostiene que las medidas aplicadas por el Gobierno, para enfrentar la crisis son positivas, pero no suficientes y que aún queda una deuda pendiente con la provincia.¿Ha beneficiado en algo la declaración de zona deprimida a Tulcán? La situación es desesperante. Son prácticamente tres meses y los resultados han sido totalmente insignificantes. No se ha logrado en nada reactivar la actividad económica de la provincia. ¿Continúan los locales cerrados en Tulcán? Continúan cerrados y se siguen cerrando más locales. Es muy difícil cuantificar. El mercado popular tenía aproximadamente 1 200 comerciantes, hoy se habla de 500 que están sobreviviendo y que tienen su puesto de trabajo por no quedarse en su casa cruzados de brazos. ¿Cuánto tiempo se podría solucionar esta crisis? Es muy difícil, en la economía del país hay ciclos. La última gran crisis fue a finales de los 90, que obligó a la dolarización. Podríamos estar pensando en que luego de 10 años se empiece a reactivar. ¿Se evidencia una reducción de ecuatorianos que pasan la frontera para comprar en Ipiales? Una de las medidas que se impuso fue el cobro de las salvaguardas a los productos que ingresaban por Rumichaca. Esto redujo unas dos o tres semanas la cantidad de ecuatorianos que visitaban la ciudad de Ipiales. Pero está vigente la canasta familiar, el acuerdo binacional desde hace muchos años, eso no ha cambiado. Los ciudadanos ecuatorianos pueden traer libremente compras de consumo personal, como ropa y alimentos de hasta cuatro salarios básicos unificados, libre de impuestos. Hay una restricción a los equipos electrónicos, a celulares y computadores… ¿Usted sigue pensando que la canasta transfronteriza es una burla para el pueblo de Carchi? Sí porque al inicio se estaba hablando de que iba a ser una canasta de 20 mil dólares semanales y sin restricción de productos. Es muy limitada, muy reducida de acuerdo a los comerciantes. La mayoría está dentro del cupo de nueve mil dólares. Se ha hecho poco uso de esta canasta. ¿Tanto así, que de los más de 4 500 comerciantes, únicamente 60 han accedido? Se habla de alrededor de 100 comerciantes. Es una cifra demasiado pequeñita. Muchos comerciantes tenían la expectativa, no aparecen en los listados o tienen ciertos trámites que seguir. Se vuelve un poco engorroso. Muchos de los comerciantes se han convertido en comisionistas que le dicen al ecuatoriano que tienen cupo de televisores y pasan la frontera. En eso se ha convertido la canasta comercial. En la canasta comercial no hay textiles ni calzado. ¿Esto es perjudicial para los comerciantes en Tulcán? La lógica era primero poner los productos que son más atractivos en Colombia y que por eso están viajando los ecuatorianos, como televisores y celulares. La otra reflexión que hicieron es proteger la industria nacional y que podía ser afectada, por ejemplo la industria de calzado de Ambato o la industria de textiles en Atuntaqui. ¿Cómo se prepara Tulcán para la época navideña? El entusiasmo y las ganas de trabajar de los tulcaneños está vigente. Se han organizado, han hecho promociones, sorteos… No todo está más barato en Colombia. En su visita a Tulcán el presidente Correa dejó claro que el fomento productivo corresponde a la Prefectura… En diciembre y enero nos transfirieron algunas competencias como la ambiental, con cero recursos. La productiva, con cero recursos, contradiciendo lo que dice la Constitución. Nosotros asumimos la responsabilidad del tema productivo, así lo hemos hecho. Hemos propiciado la capacitación para que mejoren la calidad de los productos, impulsando y propiciando que mejoren los ingresos, sobre todo en el sector rural. El presupuesto del Gobierno Provincial es de alrededor de 15 millones de dólares, pero adicional no nos transfirió nada, hasta el momento, para el fomento productivo. ¿Qué se debe hacer puntualmente para establecer soluciones? Pedir al Gobierno que se cumpla con lo que dice la Constitución. Como zona de frontera debemos tener un trato preferencial. Tener una mayor asignación de recursos para ejecutar obras prioritarias. ¿El hecho de que en Carchi no lidere el movimiento de Gobierno, en lo político, es una desventaja para obtención de recursos? Sí. Ha sido difícil, quizá ha faltado a la Gobernación ponerse un poco más la camiseta de Carchi y defender los intereses de los agremiados y de las organizaciones. Se prioriza el proyecto político y no lo que realmente quiere la provincia.