Vicealcalde dice que anillo vial sirve solamente a quienes compraron terrenos por ahí

Ibarra. “Es una obra que no sirve para nada”, dijo el vicealcalde de Ibarra Marco Antonio Hadathy, refiriéndose al Anillo Vial.

En una entrevista en ENtv Hadathy fue claro con esa obra. “Viviendo ahí yo soy un crítico permanente del asunto del anillo vial”, dijo.

Aclaró que para quienes viven en este sector “no nos ha beneficiado en nada, es una obra que sale solo a Chorlaví”.

Así mismo añadió que la anterior administración municipal ha dejado una deuda de alrededor de 90 millones de dólares.

También mencionó que “ni si quiera puede haber la capacidad de parquear los vehículos sobre la vía porque es rápida”.

En la entrevista Hadathy continuó diciendo que no va a producir ningún tipo de beneficio para la gente que vive cerca de esta vía.

Además, dijo que “nos dejan imponiendo el día 15, una nueva disposición para que se pague esa obra durante 8 o 10 años”.

Aclaró también que todos los ibarreños pagarán esa obra. “Los que se benefician son las personas que tienen terrenos ahí por la plusvalía”.

Proyecto. Los encargados del proyecto del Anillo Vial han asegurado en varias entrevistas con Diario EL NORTE, que es una obra de desarrollo que ayudará también para descongestionar el tráfico.

El Vicealcalde, que fue posesionado el miércoles 15 de mayo, indicó que el anillo vial entrará a un estudio y destacó que la alcaldesa Andrea Scacco habló con los fiscalizadores y con la gente que representa a esta obra para que sea paralizada, pero mencionó que lo importante sería sacar la vía al paso lateral, hacer un puente más corto y tener una vía de acceso para salir hacia Carchi y entrar a Ibarra.

Sin embargo, manifestó que en el momento que colapse eventualmente el puente de Los Molinos “nos quedaremos incomunicados”. También acotó que se está analizando las obras pendientes. El Vicealcalde se refirió al proyecto del mercado Amazonas, el cual ya está construida la primera etapa en donde se invirtió cerca de 8 millones de dólares.

Dijo que mientras el espacio, ubicado cerca de la terminal, esté en litigo y no sea de la ciudad, no se podría intervenir.

“Hay que buscar la solución porque la familia Morejón está iniciando un proceso de expropiación y entre esos está también el camal”. En una de sus primeras declaraciones la Alcaldesa aseguró que cuando se reunió con los representantes del Banco Mundial solicitó que se suspenda todo intento de seguir firmando contratos de última hora.