vías e inundó 10 viviendas

Ibarra. Los gritos desesperados de Hugo Escobar, morador del barrio de Tanguarín, en San Antonio de Ibarra, alertó a los vecinos la noche del martes último cerca de las 19:15. Ese día un torrencial aguacero sorprendió a los habitantes de ese lugar.

La fuerza del agua se llevó parte del adoquinado de la calle El Progreso. La casa más afectada fue de Guadalupe Valencia, moradora de ese sitio central de Tanguarín.

El agua tumbó parte de una pared de su vivienda e inundó bodegas y la sala de su hogar. Además se destruyeron dos generadores de luz y bombas de fumigar, máquinas que reposaban en una de las bodegas. Según Guadalupe Valencia la pérdida asciende a 2 mil dólares. Ayer, los habitantes de esa localidad madrugaron a limpiar el lodo y la basura que entraron a 10 viviendas. Una de ellas, ubicada en Santa Marianita, al sur de San Antonio Antonio, quedó completamente inundada.

Piden control. Gladys Vásquez de 30 años de edad, casi no pudo dormir la noche del martes pasado, pues aseguró que nunca antes había vivido ese tipo de problemas. Ella pidió a las autoridades mayor control a quienes construyen conjuntos habitacionales ya que aseguró que han destruido los causes de las aguas lluvia que llegaban a las quebradas. Pero no solo ese lugar fue afectado, también los sectores de Santo Domingo, Compañía de Jesús, Tanguarín bajo y Tanguarín alto.

Las 7 mil personas que habitan en la zona tomarán medidas de seguridad para soportar el invierno.