Vialidad rural es tomada en cuenta

p3IBARRA. Las comunidades de Yuracrucito, Añaspamba, Yuracruz y Aloburo se benefician del mejoramiento del camino principal. Con esta acción esperan pronto tener un medio adecuado por donde movilizarse, así lo manifiestan sus moradores.   

LA AUTORIDAD PROVINCIAL. “Vigilamos el avance de cada uno de los frentes en los cuales interviene la institución. El interés es que se ejecuten las obras con rapidez, respetando el tiempo establecido y con la calidad adecuada para un correcto servicio”, manifestó el prefecto de Imbabura Pablo Jurado.

Intervención.  Un total de 18 kilómetros son intervenidos en la  vía que enlaza  Yuracrucito, Añaspamba, Yuracruz y Aloburo, comunidades de la parroquia El Sagrario, cantón Ibarra.  La mayoría de habitantes  de toda esta zona coinciden en que el arreglo les permite mejorar su estilo de vida y llegar con los productos que se cultivan en sus tierras  a los distintos mercados de Imbabura.
En uno de los frentes que cubre el tramo Añaspamba – Yuracrucito la obra de lastrado y conformación de cunetas tiene un avance  del 60%. El trabajo realizado ya permite una circulación segura y sin mayores contratiempos.

Voz ciudadana. “Hemos estado olvidados durante varios años. Lo que pedimos es que la Prefectura intervenga en las vías. Para nosotros es difícil llegar a nuestros compradores por el mal estado del camino. Otra de nuestras necesidades es el agua potable, cuando llueve abrimos las llaves de agua y cae lodo y eso enferma a nuestros niños”, señala Manuel Mesías, agricultor de Añaspamba.