Vía en mal estado impide que buses suban al barrio 19 de Enero

Ibarra. Los trabajos de adoquinado en el barrio 19 de Enero y la colocación de una nueva tubería ha dejado a los moradores sin servicio de buses.

La obra de adoquinado empezó a ejecutarse hace aproximadamente cuatro meses, sin embargo, los vecinos argumentan que ya debió estar terminada en su totalidad, pero en varias ocasiones desde la municipalidad les informaron que la temporada invernal hace que el proyecto se retrase.

Gloria Narváez llegó en el bus desde el mercado hasta la calle Demetrio Aguilar, desde allí empezó el ascenso a pie hasta el barrio 19 de Enero cargando en su espalda una funda de papas y en la mano otros víveres. Asegura que le tomó más de una hora llegar a su destino.

Otra opción. El denominado camino de la ‘hacienda’ es angosto para los buses, pero para Gloria no. “Si es que los señores de la Cooperativa San Miguel de Ibarra mandarían a los carros pequeños sí nos podrían ayudar. Quienes vivimos en este barrio somos de escasos recursos económicos, por eso no podemos pagar un taxi o una camioneta porque nos cobrarían tres dólares”, manifestó.

Eduardo Ortega, presidente del barrio, señaló que el lunes pasado se realizó una reunión con el personal del Municipio debido a las lluvias del fin de semana ese sitio quedó incomunicado, “El camino está resbaloso y están cambiando de tuberías para el alcantarillado en el barrio 20 de Octubre”, dijo.

Ortega mencionó que en este encuentro se llegó a la conclusión de que se van a hacer adecuaciones en las vías, pero hasta el cierre de esta edición, aún no llegaba el personal de la maquinaria y ni los buses subían.

“Necesitamos una vía alterna y adecuada para el acceso a nuestro barrio”, agregó Ortega.

Expresión. En este sector la mañana de ayer se constató que algunos moradores subían y otros bajaban al centro de la ciudad.

Carlos Bejarano, morador caminó desde su casa más de una hora.

“Nos toca caminar, bajamos y subimos y no nos queda de otra, tenemos otro camino pero al parecer está en mal estado, ahora los señores de los buses llegan hasta la 20 de Octubre porque dicen que no pueden subir”, añadió.

Así como Carlos y otros moradores de estos dos barrios, espera que los trabajos de adoquinado y alcantarillado terminen pronto.

Gloria Narváez acomodó la funda de papas en su espalda y así caminó por más de una hora.