Vestidos de Yamor

german muenalaVestida de maíz, Otavalo recibe a septiembre, su aroma en las calles, plazas, canchas es de puro Yamor, la fiesta inició con el movimiento de su gente y el anuncio del Pregón es el pitazo inicial que convoca a todos a ponernos de azul laguna.


Multifacética y confusa se vuelve la ciudad que es tomada por los habitantes de las comunidades kichwas del alto y de las comunidades colonas bajas, quienes de alguna manera inician la fiesta con el de ida y vuelta de su espontáneo desfile, confundidos con los vecinos urbanos, son paisaje atractivo para el turista propio y extraño. Así el Yamor es la fiesta popular más importante de la región, de amplio despliegue en lo local e internacional.
Organizar y armar una comparsa ya no es tarea primordial de los barrios y comunas otavalos, es prestigio relevante para los grupos que vienen del sur de Colombia, grupos de los municipios del interior del país, que sienten el orgullo de pasar su arte en las calles del Yamor, con el único afán de buscar reciprocidad propia de los pueblos andinos, el ranti ranti, que es llevarse un poquito del arte Otavalo a sus pueblos, pues buscan el compromiso del alcalde para que delegue la participación otavaleña en su fiesta local.
Los toros populares de Santiaguillo, las carreras de coches de madera desde Imbabuela, el cruce del lago San Pablo desde el Chicapán, el día de las Marías, son de los programas destacados que llevan la marca Yamor, pero no son los únicos, cada año hay cosas que nos puede sorprender.
Muchas ciudades han copiado el Pregón y varios eventos propios del Yamor, eso nos hace sentir más orgullosos. Por eso y en este año que se dieron cambios diremos que en septiembre todos los caminos nos conducen al Yamor.

 

Germán Muenala Vega
muenalagerman@gmail.com