Vergonzoso segundo lugar

Veinte mil muertos por accidentes de tránsito en los últimos cuatro años, situa al Ecuador  en el segundo lugar en mortalidad por accidentes de tránsito en América Latina, según el Reporte del Estado Global sobre la seguridad de las vías de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Esa es una cifra reveladora de la gravedad del problema social que implica el transporte público y privado y la falta de una cultura de manejo apropiada. Ecuador alcanza, según la entidad, 28 muertes por cada 100.000 habitantes, una tasa mayor a la media global, que es de 18. Sólo es superado por Venezuela, que presenta 37,2 fallecimientos por esa causa. De acuerdo con la Agencia Nacional de Tránsito (ANT), el 50,09% de los accidentes se produce por impericia o imprudencia del conductor, el 13,2% por irrespeto a las normas de tránsito, el 12,31% por exceso de velocidad, el 9,73% por embriaguez, el 7,69% por condiciones externas sin determinar y el 6,99% por imprudencia de otros involucrados. Se vuelve imperioso que los operativos de control de velocidad en calles y carreteras sean permanentes y se los complementen con campañas de educación vial. Solo así, dejaremos tan vergonzoso lugar.