Ventas en el Mercado Copacabana siguen a la baja y preocupan

La preocupación por las malas ventas es una constante en los comerciantes del Mercado Copacabana, pasan los días y no se vislumbra un cambio.

Muchos le atribuyen este particular a la pandemia, y otros tantos, también se lo adjudican a los vendedores ambulantes que hacen base en las calles aledañas, provocando que los compradores no ingresen a los mercados, sino que adquieran sus productos en las aceras.

María Quilumba, tiene un puesto de frutas, verduras y granos en uno de los ingresos laterales del centro de expendio, ella al igual que sus vecinos comerciantes, por citar un ejemplo, aseguran que sus homólogos ambulantes terminan un costal de choclos en un día, mientras que en el interior del mercado se demoran hasta tres días o incluso más.

“No es tan buena la venta acá adentro porque en la calle hay demasiados ambulantes, entonces eso nos perjudica, porque no se vende mucho ya. Quisiera que les ubiquen en algún sitio, ojalá en eso nos ayude el municipio. Yo no me opongo a que vendan en la calle, pero que recorran, ellos hacen puestos alrededor del mercado y ahí es lo que nos perjudican. Venden de todo, por eso los compradores ya no entran”, argumentó Quilumba.

Por su parte, Irene Morales, comerciante formal del mercado, comentó que en la actualidad están vendiendo la cuarta parte de lo que vendían anteriormente. De igual manera atribuye el problema a los informales.

Según Marcelo Lema, director de desarrollo económico del GAD Municipal de Otavalo, la institución está trabajando en varias estrategias que permitan a los comerciantes formales levantar sus ventas, entre ellas: la reubicación de vendedores ambulantes en conjunto con entes privados, la remodelación de centros de expendio para atraer a la ciudadanía y la promoción permanente de los productos a través de redes sociales.

“Como es de conocimiento público, el tema de la pandemia ha obligado a muchos de nuestros coterráneos a que no puedan ejercer sus actividades comerciales de manera normal, por lo cual han visto la necesidad de buscar un ingreso económico a través de las ventas informales.

Nosotros como municipio, conscientes de la situación, hemos tratado de dialogar con ellos, buscar soluciones y alternativas, porque también es cierto que este tipo de ventas informales afectan a los comercios formales.

Con varios de estos grupos hemos llegado a acuerdos con la finalidad de reubicarlos, ya sean en sitios públicos o privados, lo cual ellos también han logrado conseguirse, es así que alrededor del Mercado Copacabana tenemos 3 ferias más que se han organizado de manera privada”, informó Lema.

Sin embargo, hay quienes todavía se encuentran rezagados en tema de reubicaciones, al respecto de ello, el funcionario dijo que continuarán dialogando. “No podemos decir que el problema está solucionado al 100%, pero sí que está bastante controlado”.