Vendedores no aceptan otro lugar para la feria de textiles

Otavalo.- El intento de la municipalidad por desalojar la extensión de la calle Colón, sector conocido como canchón del Copacabana’, colmó la paciencia de cerca de 200 productores autónomos que laboraban en este espacio desde hace tres meses, aproximadamente.

Ayer, este grupo de personas se convocó a los exteriores de la municipalidad y aseguraron que no se retirarán de este espacio, pese a que desde la municipalidad, el pasado sábado, se aseguró que en el canchón no se realizará ningún tipo de feria.

Antecedente
Los productores ocupaban este espacio con autorización de la municipalidad. Hace tres meses, aproximadamente, el canchón se destinó para que algunos productores textiles que tienen puesto en el mercado Copacabana, temporalmente ocupen el canchón para evitar aglomeraciones y respetar el distanciamiento que exige la normativa durante la pandemia.

La municipalidad también ubico en esta zona a cientos de vendedores que comercializaban sus productos en la calle informalmente.
El pasado 4 de noviembre, quienes tienen puesto en el Copacabana retornaron a ocupar sus espacios pero, la gran mayoría de vendedores del canchón, se quedaron sin un sitio para vender sus productos.

El pasado viernes, el municipio colocó varios montículos de tierra como un intento para que el sábado, este espacio no sea invadido por los comerciantes, quienes hicieron caso omiso y realizaron la venta en el canchón.

Malestar
Pedro Segovia, representante de los productores volvió a asegurar que ‘el municipio no respetó el compromiso’ que se realizó cuando fueron ubicados en el canchón. “Ellos deben cumplir las palabras que nos dieron cuando nos ubicaron en el canchón. En primera instancia nos dijeron que íbamos a estar en el sitio por dos años, posteriormente nos aseguraron que estaremos hasta que pase la pandemia de Covid-19. Eso tienen que respondernos. No tenemos documento de estas afirmaciones pero creímos en la palabra de las autoridades”, explicó Segovia.

A la espera
La semana pasada, los productores hicieron llegar una solicitud pidiendo dialogar con las autoridades de la municipalidad. Ayer recibieron como respuesta que en cinco días laborables, que se cumplen el jueves, tendrán alguna respuesta a su pedido, mientras tanto aseguraron que permanecerán en el canchón, porque incluso tienen apoyo del barrio el Copacabana para utilizar este espacio.

“Exigimos el respeto de la Constitución y si esto no se cumple acudiremos a instancias internacionales para garantizar nuestros derechos. Tenemos el apoyo del barrio porque estamos dinamizando la economía del sector. estamos pidiendo que nos dejen trabajar entre cuatro a cinco horas, dos días a la semana”, explicó Fernando Terán, productor autónomo, que también se quedó sin puesto.