Veinte opositores sirios mueren diariamente por torturas, denuncia Turquía

siria006llknlkn098hb8Ginebra, 25 feb (EFE).- Una veintena de opositores sirios mueren diariamente por torturas de los agentes del régimen de Bachar al Asad, denunció hoy el ministro turco de Asuntos Exteriores, Ahmet Davutoðlu, quien lamentó la impotencia internacional ante esta tragedia.

“El régimen está llevando a cabo bombardeos indiscriminados, lanza misiles contra zonas urbanas, ataca hospitales… Según los últimos datos el número de víctimas mortales mensuales asciende a 5.000 personas, y mientras hablamos hay 200 asesinados más”, dijo Davutoðlu al intervenir en la primera sesión anual del Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

 

“Tenemos una tragedia humana ante nuestros ojos”, agregó el canciller que aseguró que alrededor de 20 opositores son asesinados diariamente como resultado de torturas sistemáticas, sin citar la fuente de esa información.

Sí mencionó, sin embargo, los datos del último informe de la Red Siria para Derechos Humanos que señala que “1.215 opositores murieron como consecuencia de tortura sistemática”.

El ministro turco recordó que un cuarto de la población siria necesita ayuda para sobrevivir, que hay 3,5 millones desplazados internos y que casi un millón viven como refugiados en los países vecinos.

Davutoðlu pidió a la comunidad internacional que trabaje para garantizar el acceso humanitario sin restricciones a la población atrapada en el conflicto y, en concreto, una resolución del Consejo de Seguridad que materialice ese acceso.

Con respecto a los sirios que viven en Turquía, el canciller recordó que unos 185.000 viven en 17 campos de refugiados, y otros 100.000, en varias ciudades turcas.

“Hay 17.700 pacientes sirios en hospitales turcos; 2.492 bebes han nacido en los campamentos turcos, niños que podrían haber nacido y haber sido educados en su país y en paz”.

“Turquía ha gastado más de 600 millones de dólares (en la ayuda a sirios en el interior de sus fronteras) pero seguiremos con una política de puertas abiertas y apoyaremos a los hermanos sirios, sin importar lo difícil que sea”, sentenció el ministro.

Reiteró que el régimen sirio no es solo una amenaza contra su pueblo, sino contra la estabilidad en la región y por ello pidió apoyo para facilitar un proceso de transición.

“El régimen sirio es una amenaza para la estabilidad de la región. Debemos encontrar una solución para un proceso de transición solido que cree una nueva democracia siria. El pueblo necesita apoyo y solidaridad, no necesita más discursos ni promesas, sino apoyo efectivo”, subrayó.

Davutoðlu abogó porque se haga todo lo necesario para que los culpables de crímenes rindan cuentas.

“Hoy el régimen libra batalla brutal contra pueblo sirio, unámonos para que cesen los crímenes contra la humanidad y garanticemos el castigo a los culpables”, concluyó.

El conflicto en Siria ha costado la vida a al menos 70.000 personas desde marzo de 2011, según los últimos datos de las Naciones Unidas, y provocado la fuga de más que 600.000 personas a países vecinos.

El régimen dictatorial de Bachar al Asad tiene aliados en los gobiernos de Rusia, Venezuela, Irán y Ecuador, entre otros. La familia Asad ha controlado Siria durante más que 40 años.