Vecinos piden atención para las áreas del Polideportivo de San Juan Calle

Con diferente tipo de maquinaría los trabajadores ingresaron la mañana de ayer hasta el área verde del Polideportivo y Centro Cultural del barrio San Juan Calle, ubicado sobre las calles Juan Montalvo y Cristóbal Colón, en el centro oriente de la ciudad.

La intención fue cortar el césped que estaba crecido, ya que las plantas alcanzaban una gran altura lo que causaba malestar entre los moradores del sitio y quienes utilizan el lugar, esto por el posible aparecimiento de animales como roedores.

Además, empezaron con la instalación de los juegos infantiles en el lugar, ya que no contaban con área de diversión para los pequeños.

Según Christian Moreno, supervisor de Parques y Jardínes del Municipio de Ibarra, la recuperación del sitio comenzó desde hace algunos meses, ya que se colocaron nuevos arcos en la parte de las canchas deportivas.

Mencionó que durante una inspección encontró que los matorrales estaban crecidos, ya que durante el tiempo de la pandemia de COVID-19 el lugar no había recibido el mantenimiento respectivo.

A pesar de la instalación de los juegos infantiles, los moradores no están del todo conformes, ya que buscan que la recuperación del lugar sea completa.

Narcisa Robles, moradora de una de las casas colindantes a este sitio, comentó a EL NORTE que sienten inseguridad porque las canchas no cuentan con un muro que delimite el espacio.
Una reja que ya está desgastada; e incluso, tiene algunos agujeros, es lo único que sirve como muralla entre las canchas y las viviendas ubicadas a un costado de las mismas.

“Como ya empezaron los trabajos, queremos que se hagan cargo del cerramiento y las luminarias porque esto es una parte pública”, mencionó.

Moreno, agregó, que en esta etapa de la intervención se implementarán los espacios de juegos para los pequeños y que en febrero pasado se realizó la puesta de los nuevos arcos de las canchas.
Según él, la intención es entregar a la comunidad un lugar para sus actividades recreativas.

Pablo Zambrano, presidente del barrio, indicó que se necesitan más trabajos.

“Este es un barrio tradicional y ha sido abandonado”, acotó y pidió una regeneración completa para el polideportivo y el centro cultural, ya que algunas de sus áreas se encuentran en mal estado.

Las paredes están manchadas y existe la preocupación constante de que en algún momento el techo de teja de una de las estancias colapse, ya que por las constantes lluvias que han azotado a la ciudad han aparecido goteras. Acotó que el lugar se ha convertido en un centro para el entrenamiento de deportistas, pero que las condiciones no son aptas.

También se realizan talleres de cine y de violín y sus participantes necesitan un espacio seguro para sus actividades.