Vecinos de Priorato están cansados de la delincuencia

Alarmados, así es como se encuentran los vecinos de la parroquia de El Priorato, en el norte de la ciudad de Ibarra, ya que los niveles de delincuencia en el lugar se han elevado considerablemente.

Es por eso que entre la comunidad se activaron para tratar de bajar la inseguridad y se han organizado en contra de los ladrones. El último suceso ocurrió hace algunos días cuando un supuesto ladrón fue interceptado por el populacho y casi lo linchan.

Jorge Camues, quien es morador de las calles San Marcos y Pimán, ubicadas en el barrio Santa Rosa de esa parroquia, comentó a EL NORTE que mientras los vecinos tenían una junta para darse tratar el tema de la inseguridad, se dieron cuenta que un sujeto quería ingresar a una vivienda.

Al parecer el hombre tenía todas las intenciones de robar, por lo que entre todos se organizaron para evitar que cometa el hecho. “Nosotros estamos organizados para que la delincuencia deje de tomarse este lugar”, dijo el ciudadano.

Al momento son 30 familias las que se han unido para entre todos cuidarse, ya que están cansados de los constantes robos de los que han sido víctimas. Luego de encontrar al supuesto ladrón con palos y demás le advirtieron que no lo querían volver a ver por el lugar.

Entre todos los moradores van a comenzar a tomar diferentes acciones para evitar la delincuencia, ya que con su propios recursos pondrán una alarma comunitaria, un sistema de video vigilancia y realizarán la limpieza respectiva de los terrenos del lugar para evitar que entre los matorrales se escondan los maleantes.

“Hay áreas que están con maleza y vamos a colocar rótulos en donde advertiremos que el ladrón que sea agarrado será linchado”, acotó Camues.

Además, entre los vecinos tendrán un chat comunitario para estar en constante comunicación y avisar de cualquier novedad que identifiquen dentro del barrio. También buscarán la manera de tener un contacto directo con las autoridades de la Policía, por lo que pedirán que los ayuden con el botón de auxilio.

El día que estaban todos los vecinos reunidos para definir esos temas, uno de los moradores dio el aviso de que una persona quería ingresar a una casa, al parecer con las intenciones de llevarse lo que no es suyo.

“Ya le advertimos que no queremos volverlo a ver, tomaremos justicia por mano propia”, aseguró Camues.

Los moradores indicaron que el sector en el último tiempo se han visto personas con mal aspecto y que usualmente consumen diferentes tipos de sustancias sujetas a fiscalización, por lo que el ambiente se ha vuelto peligroso.

No solo en Ibarra, sino también en otras urbes vecinos se han organizado.