Vecinos de Santo Domingo buscan mayor compromiso en sus procesos participativos

Uno por uno comenzaron a llegar los vecinos del barrio Santo Domingo, la mañana de ayer hasta la casa comunal. Ellos fueron convocados por la Dirección de Participación Ciudadana de la Alcaldía de Ibarra para una asamblea extraordinaria, con el objetivo de elegir a nuevos representantes del Consejo Barrial, tras la renuncia de dos principales miembros de la directiva.

Al menos unos treinta moradores de este tradicional sector, ubicado en el centro de Ibarra, llegaron a la cita. Los vecinos manifestaron su inconformidad con la manera en que se están tomando las decisiones en el barrio y pidieron una explicación de la razón por la cual dos de sus representantes renunciaron sin informar nada.

Raúl Maldonado, responsable de la Dirección de Participación Ciudadana fue quien coordinó la sesión. Amparado en la normativa y el Código Orgánico de Organización Territorial, Autonomía y Descentralización, (Cootad) solicitó en cumplimiento a la ley designar por sucesión al nuevo presidente del barrio y que recayó en Mauricio Landazuri, en reemplazo a Danilo Espinosa de los Monteros y con la aprobación de los presentes.

Para más de un vecino el tema de la falta de representatividad es un mal menor. A ellos les preocupa que no existe un conocimiento claro de cuales son los límites reales de los barrios y que muchos vecinos ni se enteran de estas sesiones o no son tomados en cuenta.

Angélica Buitrón una de las moradoras del barrio Santo Domingo manifestó que lo que más le preocupa a los vecinos es la presencia del albergue ya que no se realiza un adecuado control y hay momentos en que el sitio se convierte en un basurero y en un baño público. Genny Herrera, secretaria del barrio, señaló que se ha conseguido el visto bueno para reubicar este albergue, que históricamente fueron baterías sanitarias propiedad del barrio.