Varias familias quedaron incomunicadas

altOtavalo. Las fuertes lluvias del pasado lunes hizo que cinco puentes de conducción de agua y que comunicaban a diferentes comunidades, colapsen por completo.
Los lugareños piden una pronta solución a las autoridades provinciales.

 Trabajo conjunto. Varios son los daños registrados en los sectores de San Pablo, tanto en la parte urbana como rural.

Se puede observar la presencia de maquinaria pesada que se está encargando de limpiar y retirar los escombros, en especial las enormes rocas y el lodo que salió luego del desbordamiento de la quebrada Imbabura.

Sin embargo uno de los trabajos más duros es el que están realizando los comuneros de Imbaburita,   niños, hombres y mujeres cargadas a sus pequeños hijos ejecutan una minga con la finalidad de reconstruir el camino empedrado que fue deteriorado por el desbordamiento de la quebrada Imbabura, lo asombroso de esta labor es que pese a la lluvia todos colaboran.

“Lo importante es arreglar el camino, sobre todo porque los buses ya no quieren pasar hasta acá y debemos caminar varias horas para llegar al pueblo, por lo tanto no importa la lluvia“, dijo Feliciano Escola, comunero.

Incomunicados. Fausto Proaño, presidente de la Junta Parroquial de San Pablo, informó que en la parroquia están destruidos cinco puentes, varios de éstos comunicaban a las comunidades.
“La comunidad de Imbaburita con la de Cochaloma está incomunicada, pues el puente que cruzaba por la vía principal está completamente destruido.
Ayer  técnicos del Gobierno Provincial recorrieron los lugares afectados para determinar la importancia de la construcción de nuevos puentes de hormigón.

 Daños. Las fuertes lluvias causaron problemas en el centro urbano de la parroquia, donde se observó una enorme cantidad de agua y lodo, igualmente en las comunidades de Cusimpamba, Calluma y Araque, en el sector el Chilco de esta última comunidad en mención la maquinaria está tratando de despejar una pequeña laguna que se formó.
Por otra parte la preocupación en los moradores del barrio Brisas del Lago es notoria, pues la fuerza del agua logró tumbar una pared, afortunadamente ésta era parte del cerramiento de un terreno, sin embargo los lugareños temen que con otra crecida el agua, lodo y las piedras lleguen hasta los distintos  hogares de este lugar y lo destruyan todo.