Van Aert logra el doblete en Lavaur y un pinchazo retrasó a Richard Carapaz

Lavaur.  El belga Wout Van Aert (Jumbo Visma) volvió a brillar firmando un doblete al esprint en la séptima etapa del Tour de Francia disputada entre Millau y Lavaur, de 188 kilómetros, en la que el británico Adam Yates retuvo el maillot amarillo y un abanico ventiló 1.20 minutos a dos favoritos: el español Mikel Landa y el esloveno Tadej Pogacar.

A pesar del pinchazo en su rueda posterior, Richard Carapaz se mantiene en el pelotón de arriba en el puesto 21.

Van Aert (Harentals, 25 años), triple campeón del mundo de ciclocrós y de la Milán San Remo y Strade Bianche esta temporada, está sembrado de inspiración. Ganó en Privas y el doblete lo cazó en Lavaur, donde derrotó con autoridad a un grupo reducido de esprinters, incluido Peter Sagan, y a los favoritos de la general, esta vez en la “pomada”, como supervivientes de un abanico que causó estragos.

La tercera victoria del Jumbo y tercera de Van Aert en el Tour se concretó en un tiempo de 3h.32.03, a una velocidad media supersónica de 47 km/h. Superó al noruego Boasson Hagen (NTT) y al francés Coquard (Vital Concept). Cortados por un abanico propiciado por el Ineos a 35 de meta llegaron Mikel Landa y Pogacar.

Esta vez sí hubo movimiento, batalla, espectáculo. A 5 km de meta el esprint estaba cantado. Los aspirante eran Sagan, Coquard, Van Aert y Boasson Hagen.

Un pinchazo hundió al ecuatoriano Richard Carapaz. Se quedó con él Castroviejo y ambos fueron cazados por el grupo de Landa. Se trata del segundo pinchazo que le ocurre al ciclista caerchense en el Tour de Francia. El primero fue en la quinta etapa.