Valter Maggi, Obispo de Ibarra, estará en la despedida del Papa

valter-nmaggiIBARRA. El jueves 28 de febrero será el último día de Benedicto XVI como Papa. El Obispo de Ibarra, Valter Maggi, viajará a Roma y estará presente en la última audiencia general que realizará el Papa el 27 de febrero.

 

¿Cómo tomó la noticia de la renuncia del papa Benedicto XVI?
Como todos los creyentes y no solo los creyentes, esta noticia nos ha encontrado totalmente sorprendidos, aún atónitos. Inmediatamente después de esta sorpresa han empezado los razonamientos de carácter “político” en el sentido de buscar razones de orden social, cultural, pero aquella sorpresa sí dice mucho. Detrás de la fragilidad del Papa, de mermarse de las fuerzas por la edad, la estatura humana de Benedicto ha aparecido en todo su tamaño, con un acto de libertad tan extraordinario.

Él hizo uso de su libertad para decidir, pero si recordamos al Papa Juan Pablo II pese a su enfermedad siguió hasta el final
Pero, el Papa Benedicto también sigue hasta el final. Lo que es evidente es que este gesto es de una absoluta libertad y de una humanidad extraordinaria. El segundo aspecto que a mí me ha llamado la atención es el extremado realismo del Papa, esta capacidad de mirar las cosas, las situaciones y medirlas, cuando él describe la situación de la Iglesia y dice que en este momento se necesitan fuerzas que siente ya no tener.

El Papa habló de falta de unidad en la Iglesia Católica
Sí, esta es una gran dificultad. Esta fragilidad se manifiesta en la división de la Iglesia a la que, de todas maneras ninguna división puede romper la originaria unidad.

¿Benedicto XVI tuvo poco tiempo para llegar con ese carisma con el que llegaba el Papa Juan Pablo II?
El papa Juan Pablo II empezó su ministerio como sucesor de Pedro cuando tenía 58 años. El papa Benedicto, empieza su ministerio como sucesor de Pedro a los 78 años. El carisma de Pedro no es el carisma de una persona, el carisma de Pedro es el don del espíritu que el Papa recibe justamente para servir a la Iglesia. Se concreta en el temperamento, la sensibilidad, pero el carisma no hay que comprenderlo en el sentido individualista, sino en la acción del espíritu.

¿Cuál considera que es la principal obra del papa Benedicto XVI?
Su magisterio, su ser en que se ha transparentado el atractivo humano de Jesús, como camino, verdad y vida. Cuando los obispos de Latinoamérica le propusieron el tema de la Asamblea General del Episcopado que se realizó en 2007, el tema propuesto era discípulos y misioneros de Cristo para que nuestros pueblos tengan vida, el Papa quiso poner para que en Él (Dios) tenga vida; esta centralidad de Dios en la vida de las personas y de la historia, es la grandeza del magisterio del Papa, con una capacidad de comunicación y sencillez.

Usted ha tenido la oportunidad de hablar con el Papa ¿Qué le ha llamado la atención de su personalidad?
Esta profunda dedicación a las personas, la capacidad de acogerlas. Pienso en aquello extraordinario cuando se reunió con los presos; les ofreció el abrazo de la paternidad sin límites; la profunda humanidad, la capacidad de acoger a las personas en un abrazo de verdad, donde uno es lo que es bajo la mirada de Dios.

Entre los cardenales que elegirán al nuevo Papa está un riobambeño ¿qué representa esto para Ecuador?
Tiene que representar la conciencia de que la Iglesia en el Ecuador está en el corazón de la misión eclesial. Tiene que darnos una gran responsabilidad y tiene que ser una razón para pedir incesantemente estos días que se renueve el don del Espíritu Santo para toda la Iglesia y finalmente sentir el don de la fe.

¿Esta será una oportunidad para que pueda ser elegido un papa latinoamericano o un papa afrodescendiente por primera vez?
Esa es una de las lecturas políticas, el papa Pablo VI hablaba de la Iglesia como de una etnia suigeneris, que las distintas etnias se encuentran y generan un hecho nuevo, el Papa es el Papa nos ha llamado muchísimo la atención la elección del papa Juan Pablo II, de un país lejano; también la elección del papa Benedicto, alemán. No hay ninguna diferencia, todo el pueblo cristiano reconoce al Papa por el Papa, no por dónde venga. El Papa es el Obispo de Roma, el sucesor de Pedro y como tal lo reconocemos.
¿Cómo se prepararán para el 28 de febrero, el último día de Benedicto XVI como Papa?
Estaremos en Roma, tenemos previsto una peregrinación a la tumba de San Pedro y una visita al Santo Padre para agradecerle el don extraordinario que nos ha conseguido con motivo del año jubilar. Con los vicarios episcopales, vamos a participar en la audiencia del 27 de febrero, estaremos ahí en este momento que será un gran momento de gratitud y de afecto de todo el pueblo cristiano.

¿Se adelantará el Cónclave?

La agencia de noticias AP informó que el papa Benedicto XVI podría implementar una nueva ley sobre el próximo cónclave para elegir un nuevo pontífice. La ley actual dice que los cardenales deben esperar 15 días después de que el papado queda vacante, antes de votar.