UTN en pleno proceso de desarrollo

Cuando las instituciones han logrado consolidar su funcionamiento, como producto de haber puesto en juego las capacidades individuales y colectivas, los planes pautan el norte y las rutas de un desarrollo que armoniza: creatividad, perspicacia, espíritu visionario, madurez para la selección de estrategias, serenidad y sobriedad para determinar políticas y objetivos institucionales; pero sobre todo, ingenio para elaborar proyectos que permitan orientar iniciativas concretas para superar falencias y potenciar fortalezas que aprovechen las oportunidades existentes.

Los expertos señalan que cuando el colectivo de la organización, emplea la planificación como una herramienta para su desarrollo; ésta hace posible implementar decisiones estratégicas orientadas a su crecimiento. Una opción hace referencia al ámbito interno; esto significa, uso de recursos propios para mejorar la eficiencia de procesos y servicios; en cambio la opción de crecimiento en el ámbito externo, faculta a la entidad a optar estrategias de fusión, absorción y/o asociación con terceros. Otra importante iniciativa es la contingencia, aquella permite a las organizaciones implementar acciones de pausa o reducción en el caso que se requiera superar riesgos, peligros o amenazas. Finalmente no podían faltar las estrategias de imitación e innovación, que son las que más se usa en la actualidad, sirven para renovar la imagen y las acciones de las organizaciones frente a sus similares; es decir, es todo esfuerzo encaminado a marcar la diferencia en base a calidad y efectividad en el trabajo. En la UTN, liderazgos convocantes perfilan nuevos horizontes orientados a guiar la organización hacia el año 2020. Se busca construir una universidad de investigación conducida por una gestión dinámica, científica y profesional. 

 Marcelo Almeida Pástor
 almeidapastor21060@hotmail.com