Usurero casi les deja sin un centavo

p9f1La pesadilla para Javier M. y su esposa terminó. Ellos aseguran haber sido víctimas de un usurero que desde hace más de un año, venía reclamando el pago de 50 mil dólares que jamás llegaron a las manos de los comerciantes.

ANTECEDENTE. Javier explica que con el supuesto usurero, Grosman M., vendedor de aguas de sábila en varios puntos de la ciudad, tuvo amistad por un buen tiempo. Javier, comerciante otavaleño de prendas de vestir, cuenta que conoció a Grosman por medio de sus proveedores.

PESADILLA. Javier M, sufrió un accidente de tránsito. El supuesto amigo, Grosman, le visitó mientras estuvo detenido. Cuando Javier salió de la cárcel, Grosman le pidió su cuenta de banco para depositar una fuerte cantidad de dinero. ‘Me dijo que el CONSEP le estaba siguiendo. Accedí pero me hizo firmar una letra de cambio en blanco’. Este fue el inicio de su pesadilla. Grosman empezó un proceso judicial para cobrar 50 mil dólares a los comerciantes. En primera instancia el fallo fue a favor de Grosman. ‘En instancia definitiva se comprobó las mentiras de este sujeto y el fallo fue a favor de los perjudicados, desechando la demanda de Grosman por improcedente’, dijo su abogado.