Usuarios de los Centros de Desarrollo Infantil recibieron ayuda del MIES

En Ibarra se realizó la entrega de 117 kits de alimentos a las familias de los niños que forman parte de los Centros de Desarrollo Infantil (CDI) de la parroquia de  San Antonio, esta ayuda fue por parte del Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES).

Ayuda importante
María Gabriela Jaramillo, directora distrital del MIES en Ibarra, indicó que los centros que fueron beneficiados son, Gotitas de Amor, Pequeños del Futuro, Casita de Sueño, que funcionan en convenio con la Fundación Sonrisas del Futuro.

La distribución se realizó en los respectivos centros , con el apoyo de personal técnico y educadoras de cada unidad. Además se mantuvo todas las medidas de seguridad y protección.

Jaramillo agregó que el kit de alimentos contiene arroz blanco, fideo, harina de maíz, harina de plátano, aceite de soya, fréjol rojo, azúcar, cocoa, sal yodada, atún, leche en polvo, sardina, entre otros productos que cubrirán la alimentación de las familias durante varios días.

Estas ayudas de alimentos se distribuirán en los seis cantones de Imbabura, en Ibarra, Otavalo, Cotacachi, Pimampiro, Urcuquí y Antonio Ante, en coordinación con las entidades cooperantes de la institución. “Cubriremos con los kits a 4.648 familias usuarias de los 118 Centros de Desarrollo Infantil que funcionan en convenio con el MIES en la provincia”, indicó la directora distrital.

Declaraciones
Sandra Pubmag, coordinadora del CDI, “Gotitas de Amor”, que acoge a 36 niños aseguró que el propósito es garantizar una alimentación adecuada de los infantes. “Los kits son una ayuda importante para los hogares, es parte de la protección social que brinda el MIES a todos sus usuarios.

Adicionalmente nosotras como educadoras estamos en contacto permanente con los padres y madres de familia, mediante las herramientas tecnológicas, para brindar consejerías nutricionales, medidas de bioseguridad, y actividades lúdicas que fortalecen la motricidad y estimulación temprana”, enfatizó Pubmag.

De igual manera, Marcia Narváez, madre de una niña que asiste a uno de los centros, recibió con agrado el kit de alimentos. “Nosotros somos familias vulnerables que no tenemos para la alimentación diaria de nuestros hijos debido a la situación que vivimos”, resaltó Marcia.

Las educadoras de cada centro se comunican vía telefónica, mensajes de texto, redes sociales correo electrónico con el padre, madre o representante legal de los niños para informarle el lugar, la fecha y hora de entrega del kit, misma que se dará cada 15 días.