Urge una mayor atención a la danza

Ibarra. Existe un buen respaldo por parte de las autoridades para la realización de muchos eventos culturales. Al hablar de la danza también cuentan con su espacio, pero además de ello este arte requiere de un presupuesto, que muchas veces es solventado con autogestión o recursos propios de los danzantes.

Un pedido. “No hay proyección y no hay programas que se ejecuten para apoyar a los grupos culturales. Pienso que debe existir un presupuesto para que actúen todos los grupos”, expresó Consuelo Terán, Directora del Grupo de Danza Ñucanchi Llacta.

Además informó que muchas veces para que el grupo no muera ha tenido que generar autogestión y recursos propios para que se mantenga vivo este arte cultural.

¿Se ha fortalecido?. “Pienso que sí se ha fortalecido de una gran forma. Es así que existen nuevos géneros de danza, sin embargo es un proceso continuo de formación de políticas.

Además Imbabura tiene mucha riqueza en cuanto a sus etnias como por ejemplo los afrodescendientes, indígenas y el pueblo mestizo”, dijo Melyna Flores, bailarina imbabureña.

En cuanto a si debe existir un presupuesto mencionó que si se debería dar un respaldo a quienes hacen arte y a fomentar para que consuman arte. También mencionó que se debe cambiar la mentalidad de la gente que prefiere gastar USD 40 en una farra de fin de semana y no USD 3 para un evento cultural.

Espacios. Edgar Flores, representante del Ministerio de Cultura en Imbabura, expuso que hay un trabajo fructífero de la danza en Imbabura y que se puede ver una amplia gama gracias a la colaboración de varios grupos de danza como son de la UTN con el Festival Mazorca de Oro, el Ñucanchi Llacta, la Corporación Indoamérica, entre otros.

“Nosotros como Ministerio hemos apoyado a los festivales de la danza. Pienso que los grupos han avanzado con el paso del tiempo”, acotó Edgar Flo-res.

Uno de los grupos de danza durante su presentación en el Teatro Gran Colombia en el XVII Festival Internacional de Música y Danza.
Los grupos de baile pusieron en escena sus increíbles coreografías en el Teatro Gran Colombia.