Universitario salió de coma a los 35 días

P39F1IBARRA. A los 35 días de haber pasado en coma Jorge Luis Díaz abrió sus ojos y la primera imagen que vio fue la de su madre, Carmen Donoso. Para ella fue una sorpresa que su vástago reaccione luego de haber sido apedreado en la cabeza.

 

Agresión. La madrugada del 21 de abril Jorge junto a su hermano Alex salieron de un centro de diversión y se dirigían a la casa. Ambos estaban esperando un taxi en la avenida Mariano Acosta (altura colegio Ibarra) cuando un sujeto lanzó una piedra impactándole en la cabeza de Jorge de 22 años de edad.

 

Carrera. La víctima era estudiante de Comunicación Social en la Universidad Católica en Ibarra. Su familia aseguró que una de sus pasiones era la radiodifusión.
Emergencia. Luego de ser agredido, el universitario cayó en los brazos de su hermano, Alex quien desesperado pedía ayuda.
Enseguida dos gendarmes de la Policía Nacional colaboraron trasladando al herido al hospital San Vicente de Paúl.
A la casa de salud, llegó la madre de Jorge Luis, quien trató de calmar a su hijo, mientras él pedía ayuda y sus lágrimas recorrían su rostro.

Traslado. Luego de ser atendido por los galenos le trasladaron al hospital Eugenio Espejo en Quito, pero los especialistas de dicha casa de salud lo remitieron a la clínica Cotocollao, donde los médicos le practicaron una cirugía en la cabeza.

Mejorías. El pasado domingo, Jorge Luis salió del coma. Su madre reveló que su hijo aprieta su mano, es uno de los reflejos.
Carmen aseguró que su hijo la reconoció y se guía por su voz. Ella está consciente que la recuperación tomará tiempo.
Los especialistas comunicaron a los familiares que será necesario especialistas (psicólogo, fisioterapista) para las mejoras.  

Denuncia. En días anteriores los familiares de la víctima presentaron la denuncia en la Fiscalía de Imbabura por el delito, intento de asesinato. Hasta el momento no hay personas detenidas para investigaciones. Carmen Donoso, pide justica a las autoridades para que este caso se esclarezca con la justicia ordinaria.
Ayer los familiares de Jorge Luis esperaban que en las próximas horas los galenos de la clínica Cotocollao autoricen la transferencia de la víctima al hospital San Vicente de Paúl.

Noticia relacionada:

Estudiante apedreado permanece en coma