Universidades en alerta naranja

Luego de conocerse la Pro forma del Presupuesto General del Estado 2019, en la que consta una reducción en el monto otorgado a los centros de educación superior, ya se escuchan posibles movilizaciones de estudiantes en rechazo a la disminución de las asignaciones presupuestarias. Sin duda que la afectación sería al desarrollo y a la planificación estratégica de las universidades no solo públicas sino particulares. Por ejemplo impactaría al desglose de becas para los estudiantes y al aporte que generan las casonas de entidad superior, para que los docentes puedan formarse en ámbitos de maestrías y postgrados. La vinculación e investigación también se trastocaría, pues sin el aporte económico que puede dar la universidad a la producción científica disminuiría un porcentaje. La infraestructura e implementación tecnológica estarían en el mismo camino. Con este panorama las universidades entran en un estado de alerta naranja.