Universidad alternativa (II)

marcelo almeida pastorLuchar por la definición de universidad, pareciera una afirmación innecesaria; sin embargo en el siglo XXI es básica y esencial. En tiempos de contraste de posiciones extremas, es necesario concretar verdaderos proyectos nacionales de desarrollo. Esto se alcanzará cuando la institución logre posicionarse en su razón originaria de existir; es decir, que tanto en el pregrado como en el postgrado, la investigación y el compromiso social estén explícitamente manifiestos.


Lo medular es reconquistar la legitimidad de la universidad, como afirma Boaventura de Sousa Santos (2008) “a) significa mejorar el acceso de estudiantes para promover la relación de alianzas en el campo pedagógico y científico con las escuelas públicas antecesoras; garantizar la gratuidad para los estudiantes de las clases trabajadoras, al otorgar becas y no préstamos a los talentos académicos; privilegiar políticas de acción afirmativa para evitar exclusiones sociales por múltiples razones en el ingreso, permanencia, promoción y graduación de los estudiantes; evaluación crítica de los procedimientos y obstáculos para el acceso; b) centralidad de las actividades de extensión con implicaciones en el currículo y en las carreras de tal modo que se geste una participación activa en la construcción de la cohesión social, la profundización de la democracia, la lucha contra la exclusión social, la degradación ambiental y la defensa de la diversidad cultural en contracorriente al sometimiento de una vinculación unidireccional hacia la dependencia de la industria y el mercado; c) desarrollo de la investigación-acción para enfrentar problemas reales junto a la sociedad organizada y para confrontar la teoría con la práctica”.
Hay que usar todas las capacidades internas para integrar redes de carácter nacional o internacional para lograr el aseguramiento de la calidad de las funciones inmanentes; esto en el marco de un proyecto nacional soberano, libre, autodeterminado y con el más amplio interés de servicio social.

 

Marcelo Almeida Pástor
malmeida@utn.edu.ec