Unidades de transporte interprovincial en Imbabura se preparan para posible reactivación

Al menos cuarenta unidades del transporte interprovincial en Imbabura, de la Cooperativa Taca Andina, que brindan sus servicios de Ibarra a Quito, son revisadas por autoridades de la Agencia Nacional de Tránsito (ANT) con la intención de verificar que se cumpla con las medidas de bioseguridad, en cada una de estas, ante un posible retorno del este servicio a nivel nacional. Esta medida fue confirmada por el director de la ANT, Julio Pazos en sus redes sociales.

“Como ANT  y el Ministerio de Obras Públicas  hemos elaborado los protocolos de todas las modalidades de transporte y he dispuesto que todos nuestro directores provinciales hagan inspecciones en todas las 62 terminales terrestres del país, para verificar las medidas de bioseguridad”, escribió en Twitter.

“Estamos haciendo los recorridos en las terminales terrestres para verificar que se están cumpliendo todos los protocolos de bioseguridad aprobados por el COE Nacional. Y quienes obtengan el certificado otorgado por la ANT podrán reanudar actividades”, afirmó Pazos.

Fabian Arias, director provincial de la ANT, indicó que está previsto que reinicien las actividades el 15 de junio, durante este tiempo se prevé realizar un análisis a la espera que se cumplan con todos los protocolos y así autorizar la apertura del servicio y que consiste en una bandeja de desinfección,  un dispensador de gel, aislamiento entre la cabina y lo usuarios, y la señalética de cuál es el asiento que el ciudadano debe utilizar con la orden de llevar el 50% del aforo.

Por su parte, los transportistas, con esta reactivación, esperan recuperar las pérdidas económicas registradas durante los tres meses de emergencia sanitaria por coronavirus que comenzó en marzo de este año y cuyas pérdidas en todo el país se estima que llegan a los 500 millones de dólares.