Único detenido en asalto a gasolinera tiene antecedentes

Ibarra. El lunes en horas de la mañana cuatro sujetos en moto y armados amedrentaron a la cajera y robaron cerca de 11 mil dólares de una estación de combustible en Ibarra.

Inmediatamente el personal policial en colaboración con uniformados de Atuntaqui y Otavalo lograron atrapar a uno de los cuatro involucrados en el robo.

Ayer la jueza de turno dictaminó la prisión preventiva para el sospechoso, el cual ya registra cuatro detenciones anteriores, inclusive en algún momento estuvo usando el dispositivo electrónico, el cual al parecer se lo sacó por su propia cuenta.

Lo sucedido. El procesado fue identificado como Kevin M. S.

Según se ventiló ayer en la audiencia de flagrancia, a la bomba de gasolina llegaron cuatro sujetos a bordo de dos motocicletas. Dos se quedaron en la parte de afuera y dos ingresaron a la oficina en donde se encontraba la cajera, y rompiendo la puerta ingresaron armados para pedir que se les entregue el dinero que en ese momento existía en la caja fuerte, producto de la venta de combustible del sábado y domingo.

Luego de cometido el delito, los cuatro sujetos huyeron a bordo de dos motocicletas. Es ahí en donde empieza la persecución policial.

Motos abandonadas. El personal policial logró observar por el sector de San Antonio de Ibarra, a la altura de la Mueblería Artecua una motocicleta con similares características a las proporcionadas por el ECU 9-1-1, siendo de color azul y que giraba por una calle que conducía al sector de Natabuela, ya cerca de la hostería del mismo nombre se encontró la moto abandonada.

Testigos del hecho mencionaron que dicho ciudadano dejó la moto y huyó hacia unos matorrales. Mientras los policías buscaban a dicho sujeto desde la Central del ECU- 911 se alertó sobre la presencia de otra motocicleta que circulaba por la E-35 y cuyo conductor había evadido algunos controles policiales y que se dirigía por la vía que conduce al sector de Andrade Marín, por lo que inmediatamente las unidades GOM de Otavalo y Antonio Ante procedieron a la búsqueda, logrando ubicar dicha motocicleta en las faldas del Imbabura, en el sector conocido como Yanaloma, sin ningún ocupante.

La aprehensión. Luego la persecución ininterrumpida policial se trasladó hasta el sector de Pucará, donde el ahora aprehendido había estado tratando de huir a bordo de un taxi, es así que personal policial le detuvo la marcha y se aprehendió al ahora procesado, de 23 años de edad. La jueza dictaminó la prisión preventiva de 30 días.