Unas 250 personas se solidarizaron en Londres con las protestas europeas

london-protests-austerity--asdljd-ñljLondres, 14 nov (EFE).- Alrededor de 250 personas se manifestaron hoy en Londres en apoyo a las huelgas y acciones de protesta convocadas en España, Portugal, Grecia y otros países de la Unión Europea en contra de las medidas de austeridad pedidos por el sector financiero internacional y gobiernos europeos -pese al oposición obvio de sus pueblos.

Con numerosos carteles proclamando “No a los recortes” o “Somos el 99 %, quitad el dinero al 1 %”, movimientos de izquierda, estudiantes, sindicatos, maestros e incluso algunos políticos se solidarizaron delante de la sede de la Comisión Europea en Londres con la protesta celebrada alrededor del continente.

“Es genial que los británicos se manifiesten hoy. Siempre hemos sido distantes con los aspectos europeos. Por eso, el hecho de que nos solidaricemos es muy importante porque, al final, las medidas de austeridad en España y Grecia son las mismas que se aplican aquí”, dijo a Efe el diputado laborista Jeremy Corbyn.

El parlamentario, que participó en los discursos y pronunció en castellano algunos mensajes de solidaridad con España, también instó a los partidos de izquierda europeos a tomar “medidas más radicales” contra la austeridad que, en su opinión, supone “desempleo masivo y reorganizar la sociedad en favor de los más ricos”.

Además de británicos, numerosos españoles, portugueses, griegos e irlandeses se unieron a esta protesta, organizada por la coalición en contra de los recortes y la privatización (Coalition of Resistance) y con el apoyo la Confederación de Sindicatos Europeos, el sindicato UNITE y la organización PIIGS London, que acoge a asociaciones de Portugal, Irlanda, Italia, Grecia y España.

“Miras la situación en España y es intolerable, las cifras de pobreza son alarmantes. La sensación de los que vivimos fuera es que nos vamos a quedar aquí para siempre porque la situación ahí es de precariedad absoluta y se está destruyendo el Estado del bienestar”, lamentó un español miembro de PIGGS London, que no quiso identificarse.

Diana Cheney, una portuguesa afincada en la capital británica, señaló que “no se trata solo de apoyar al sur de Europa” sino de defender “una idea de justicia en todo el continente” y mostrar su rechazo “a un problema global para las clases medias y bajas europeas”.

Por su parte, el exlíder sindical británico Paul Mackney, que presentó el acto, instó a “construir un movimiento de resistencia a lo largo del continente” y deseó que las protestas multitudinarias que se celebran en países como Grecia y España se produzcan en un futuro en el Reino Unido.

Después de la intervención de todas las entidades participantes, los manifestantes se encaminaron desde la Comisión Europea, antigua sede del Partido Conservador británico, hasta el Emmanuel Centre, donde continuaron los discursos en contra de la austeridad.

La protesta de Londres también se repitió en otras ciudades del Reino Unido, como Manchester, Sheffield, Newcastle y Oxford.