Una vela consumió su vida

p13TULCÁN. El fuego en una vivienda de la ciudadela Nuevo Amanecer culminó con la vida de una mujer de 82 años de edad, quien además tenía un tumor maligno, condición médica que ignoraban sus familiares, y que en un futuro habría acabado con su vida.

Necropsia. Nelson Enríquez, legista de la Fiscalía, señaló que durante la necropsia realizada a la mujer se le descubrió un tumor cancerígeno en la vesícula. Explicó que la causa de muerte habría sido la afectación del 70% del cuerpo de la fallecida por quemaduras de segundo y tercer grado.
“Generalmente este tipo de lesiones son mortales, la piel es el órgano más grande del cuerpo y al verse afectado en esta extensión generalmente la persona muere” agregó el médico.
una vela. Marcelo Luna, comandante del Cuerpo de Bomberos de Tulcán, informó que la mujer vivía en un espacio sin conexiones eléctricas, por lo que utilizaba velas para guiarse en la obscuridad. Desgraciadamente, una vela habría ocasionado el flagelo, y debido al recubrimiento de cartones y madera del cuarto de la anciana, el fuego se habría extendido con mayor rapidez.

muerte. El casaca roja dijo que el incendio ocurrió cerca de las 01H00 del martes, y que al llegar los bomberos al lugar encontraron que el yerno de la occisa la habría salvado de las llamas, por lo que ambos fueron trasladados al Hospital Luis G. Dávila con quemaduras. Sin embargo, después de 9 horas aproximadamente de agonía, la anciana falleció a las 10h00 del mismo día.