Una tradición familiar que conserva el valor de la Navidad

pag 7Para Lolita Freile de Orquera el pesebre ha sido parte de su vida. Como cualquier familia inició armándolo poco a poco, pero su amor por esta tradición navideña, le ha llevado a construirlo cada vez más grande con el paso de los años.

Características. Cuenta con unas medidas de 8 de alto por 4 de ancho. Su armado empezó  hace 54 años cuando contrajo matrimonio. Desde ese momento fue creciendo con figuras que ha ido comprando y otras que hábilmente la ibarreña ha elaborado.
Casitas, figuras, ambientes y una réplica de la Iglesia de la Virgen de Guadalupe, ubicada en el sector de las Cuatro Esquinas, forman parte de sus creaciones que las adaptó a su pesebre. Alrededor de 300 piezas que las ha ubicado en secciones que representan distintas partes del mundo y las tradiciones propias de Imbabura.

Apoyo. “El pesebre hoy en día se ha convertido en una verdadera obra artística como un ejemplo para que las familias rescaten esta tradición”, dijo, Jaime Orquera, esposo de Lolita, quien ha sido su respaldo en todo momento.
A ellos se han sumado sus hijos, nietos y bisnietos que miran cómo este espacio en el hogar se ilumina con tan colorida obra.

Características. “Es la unidad de la familia y una tradición”, es el significado que le da Lolita Freile a su pesebre.
Además manda un mensaje de que no olviden que el verdadero significado de la Navidad es el nacimiento del Niño Jesús que debe ser el eje de las personas en todo hogar.