Una situación que preocupa

La preocupación se apodera de 9 000 pacientes que son referidos desde el IESS a Solca-Quito, pues desde la institución se informó que se agotó la paciencia debido a la deuda pendiente de 50 millones de dólares que mantiene el Seguro Social con la institución médica que atiende a pacientes con cáncer.

La atención estaría en riesgo desde el 1 de enero de 2019, según lo anunciado por el Presidente de Solca-Quito, sin embargo se espera que llegue el entendimiento y diálogo con las autoridades del IESS con quienes se ha realizado 10 reuniones, según el representante de Solca.

Es necesario que se tomen acciones urgentes para que los perjudicados no sean los pacientes. La salud debe ser una de las prioridades, no solo de palabra, sino de hechos. A pocas semanas para que culmine el año, se espera que se cumpla con el pago pendiente desde hace varios años atrás.