Una semana y no han logrado vender “nada” en el parqueadero de La Playa

Ibarra. “No vendemos nada”, es lo que aseguran los vendedores ambulantes que fueron reubicados en el parqueadero del mercado La Playa.

Malestar. El panorama aquí es desesperante, ellos esperan desde las 06:00 vender algo. El ambiente ha generado problema con los parqueaderos, ya que según las responsables de esta zona, los vendedores solo deben ocupar el 30 % del espacio y no cumplen. Los vendedores cuentan que cerca de 11 espacios de estacionamiento son ocupados por los usuarios, pero esto genera un malestar, ya que no hay más espacio para parquear.

Esperan más apoyo. En este espacio se identificaron 424 puestos, pero solo el 60% está ocupado. Según los vendedores hay gente que aún continúan recorriendo las calles.

La insalubridad también es problema. Una de las comerciantes que prefirió no identificarse, contó que hay personas que ocupan las entradas como urinario. Esto fue comprobado ya que en ciertas entradas se sintió un olor pestilente.

Los comerciantes mencionaron que necesitan techo para cubrir los productos del sol o del agua, aunque algunos ya han decidido colocar paraguas.

Mary Maldonado contó que el puesto que está ocupando es temporal porque no tiene uno propio. “Estamos a la intemperie, queremos techo. Si ya nos ayudan que nos ayuden con algo bueno”, dijo.

Vende USD 2 diarios. Otra preocupación para los vendedores es que los puestos son muy pequeños, “comentaron que iba a venir un ingeniero para hacer los puestos más grandes, de 1 metro 50 centímetros”, añadió Mary. La comerciante vende verduras y mencionó que desde el sábado que se ubicaron, no despacha nada. Son pocas las personas que caminan por este sector, la mayoría ocupa los puestos de comida que ya estaban instalados desde hace varios años.

Los vendedores que estaban en las calles pasan sentados, con la esperanza de que en algún momento puedan hacer algo de dinero.

A pesar de esta reubicación el comercio informal aún sigue en las calles. “Nos ofrecieron que no iba a estar ningún ambulante en la calle y esperamos que se cumpla porque todavía hay”, añadió María de la Torre, quien ha podido vender solo 2 dólares diarios. Es una pérdida muy grande porque se dañan los productos”.

Indicó que supuestamente se iba a hacer publicidad de la atención, pero aún no se ha efectuado. María señaló que sino reciben la ayuda necesaria decidirán nuevamente salir a las calles. “Es un desperdicio muy grande de nuestros productos, no hay cómo recuperar”.

No se les tomó en cuenta. De los 4 600 metros cuadrados del parqueadero del mercado La Playa, 585,64 metros cuadrados están destinados para los vendedores ambulantes, como parte del acuerdo con la Dirección de Gobernabilidad y Seguridad Ciudadana del Municipio.

El espacio para cada comerciante es de 1,20 metros cuadrados, pero ellos solicitan un área más grande. Rosa Tuquerres, presidenta de la Asociación Doctor Telmo Hidalgo, comentó que la mayoría de dirigentes “no fuimos tomados en cuenta, ni siquiera para una socialización de que esto se debía o no hacer”.

Explicó también que en la administración anterior se propuso la creación de un espacio para los ambulantes, “pero no era con nombres, adjudicar puestos, era crear nuevos puestos. La mayoría de los vendedores que están ahora en el parqueadero sí tienen sus puestos, el pedido como dirigentes era que se haga un estudio y que los compañeros regresaran a sus puesto.
Silencio. Buscamos a Fabricio Reascos, director de Gobernabilidad, pero señaló que “no podía dar entrevistas sino se solicitaba un permiso”.