Una semana de reflexión

A una semana del hecho lamentable ocurrido en Ibarra y en el que perdió la vida una joven imbabureña queda claro la necesidad de erradicar todo tipo de violencia y de no generalizar ni individualizar los casos delictivos que generan xenofobia. Ha sido una semana para reflexionar sobre la necesidad de evitar el maltrato hacia el otro.

La justicia se encargará de castigar al culpable, mientras, en los diferentes hogares se debe dar un ejemplo de paz, especialmente a los más pequeños. O, ¿acaso está bien que un niño que empieza a crecer, lo haga aprendiendo a odiar a otras personas, sean ecuatorianas o extranjeras? Los casos de femicidio no son un problema de nacionalidad, son un problema de una actitudes violentas y machistas. Actitudes que hacen daño y que necesariamente debemos evitar sin guardar silencio, denunciando al agresor y, sobre todo fortaleciendo el respeto y el amor propio.